Vendaval, derrumbes e inundaciones en Sevilla

24 de abril de 20120 COMENTARIOS AQUÍ


Fuerte lluvia acompañada de vendaval ocasionó emergencia en barrios de la ciudad y en la vía alto de Carangal -La Playa.
La tarde del sábado anterior pasó de ser un día con el clima templado característico de la ciudad a un atardecer con imprevisto vendaval y fuerte lluvia que se prolongaron por más de tres horas, tanto en el área urbana como en zonas rurales de nuestro municipio.
Los organismos de socorro, Cruz Roja, Bomberos Voluntarios y Defensa Civil, recibieron llamados de los habitantes que residen en inmediaciones de la quebrada San José, El Brasil, Provivienda, temerosos por la fuerza de las aguas de la quebrada y otros nacimientos de agua, además del ímpetu de viento que en todas direcciones golpeaba techos y paredes de viviendas.

 Los Bomberos Voluntarios tuvieron que recurrir a todas las unidades adscritas, mayores y jóvenes para atender las emergencias reportadas. Lo mismo hicieron los voluntarios de la Defensa Civil, la Cruz Roja, la Policía Nacional del tercer distrito y algunos funcionarios de la administración encabezados por el alcalde. La unión de esfuerzos de todas las instituciones mencionadas dio como resultado que se llegara a los lugares en donde se solicitó su presencia, brindando apoyo a los afectados y damnificados.

Más de medio centenar de viviendas construidas sobre la calle 50 del barrio San José, fueron invadidas por el torrente de la quebrada que lo atraviesa.

Viviendas del barrio La Esperanza aledañas al cauce de la quebrada San José  y las situadas entre las carreras 40 y 46 con calle 50 del barrio San José, se vieron nuevamente inundadas por las aguas de la quebrada del mismo nombre, que se desbordó debido al aguacero caído durante cerca de tres horas en la tarde del sábado pasado. El barrio La Esperanza en su parte alta está situado en una zona cercana al nacimiento del riachuelo que más abajo se transforma en la quebrada San José y ella pasa a pocos metros del área habitada, anegando las propiedades con sus avenidas cada vez que el caudal aumenta considerablemente y se sale del cauce.
Los residentes en el barrio San José observaron como la corriente desbordada de la quebrada corría por la calle 50 entre carreras 40 y 46  cual río sobre su cauce natural, entrando a las casas a través de puertas frontales, por sus patios y lotes sin construcción, transportando con la violencia de la corriente, tierra, barro, desechos y basuras. 

Los Bomberos Voluntarios trataron de acelerar la corriente de la quebrada, pero las aguas se devolvían por las alcantarillas ya que estos conductos no tenían la capacidad de recibirlas y hacerlas circular; el agua alcanzó a superar el metro de altura al interior de gran número de viviendas. 

La Cruz Roja efectuó un censo en la mañana y tarde del domingo y el día lunes para conocer con más precisión los daños causados, censo que arroja resultados parciales, encontrando que veintiséis familias que integran 161 personas fueron damnificadas con pérdida de ropa, enseres y otros elementos; asimismo la cifra de afectados por la inundación sin perder enseres era de 103 personas y se continuará con la labor de identificar más personas en este y otros sitios del área urbana, que sufrieron con las inclemencias de la naturaleza.

La vía  el alto de Carangal – La Playa estuvo cerrada al tráfico vehicular en la tarde y parte de la noche del sábado por deslizamientos de tierra.
Las pequeñas quebradas y nacimientos de agua se represaron con las torrenciales lluvias y produjeron derrumbes de gran magnitud en el sito La Chillona
El torrencial aguacero, además de producir inundaciones en el área urbana, causaron la caída de árboles, deslizamientos de tierra y el represamiento de las pequeñas quebradas y nacimientos de agua que descienden de las laderas colindantes con la carretera des el alto de Carangal hasta  La Playa. 

El inusitado vendaval que se presentó a la par de las lluvias tumbó pesados árboles, guaduas los cuales cayeron sobre varios sectores de la carretera taponándola. Unos cuatrocientos metros antes del sector conocido como La Chillona un represamiento de aguas se convirtió en peligroso aluvión de tierra, piedras, árboles y otros materiales arrancados a los cultivos de la zona, todos esos elementos se depositaron sobre la vía y ocuparon por lo menos medio kilómetro de la misma impidiendo el tránsito vehicular. La riada se detuvo frente a la finca Vesubio anegando la vivienda del predio y afectando considerablemente a los residentes de ella, unidades de la Defensa Civil ayudaron a eliminar el barro, la tierra que ingresaron a la casa. El aguacero que se inició sobre las cuatro de la tarde se extendió hasta cerca de las siete en la noche, lo que impidió las tareas emprendidas por los Bomberos Voluntarios, la Defensa Civil, la Policía, funcionarios de la alcaldía que trataban de descongestionar la calzada y permitir la movilidad de personas y vehículos que viajaban en ambos sentidos de la vía Sevilla - Caicedonia. Trescientos metros más abajo las fuertes corrientes trazaron sobre la vía una zanja que igualmente paralizó el tráfico. Solo hasta el medio día del domingo se pudo transitar regularmente ante la falta de maquinaria que erradicara todos los materiales que entorpecían la normal movilidad.
Wilson Rendón Agudelo para El Ciudadano
Comparta esta nota :
Todos los derechos reservados
Alirio Acevedo Sánchez
 
Con el apoyo de : Alirio Acevedo Sánchez | Amparo López Otálvaro | Juan David Acevedo Jímenez
Copyright © 2015. Sevilla Valle del Cauca - | Webmaster Alirio Acevedo Sánchez | Todos los Derechos Reservados.
Creado por Creating Website Publicado por Mas Template
Con la tecnología Blogger