Sevilla: si se puede…

20 de junio de 20140 COMENTARIOS AQUÍ

Nota: dirigido especialmente a los profesionales sevillanos, y a los sevillanos pudientes que viven fuera y que miran hoy el pueblito con cierto desdén y arrogancia. Mañana quizás, querrán regresar y Sevilla los recibirá con más alegría que pena y con el ánimo profundo de aprovechar su sabiduría.

Entusiasmado por la esperanza que representan los acuerdos de paz en la Habana, con la reelección del actual presidente, me despertó  el ánimo necesario para seguir insistiendo en que es posible construir una utopía o mínimo un sueño ligero que extraña o incrédulamente  sea viable para Sevilla. En este mismo periódico de El Ciudadano he reiterado las grandes posibilidades de desarrollo que tiene el municipio, apoyado en certezas y en estudios serios. A ello le sumo, ciertas noticias esperanzadoras del mundo cafetero, que cada vez más me duelen y me suscitan una gran envidia al pensar que Sevilla podría ser el gran beneficiado pero no lo es. En esta línea voy a apuntalar varios hechos, que me permitan de nuevo reconocer las oportunidades que nos perdemos con ciertas potencialidades de la comarca y en especial con la industria del café:

1. En el año 1938, Sevilla con apenas 35 años de fundada era el municipio número 26 de Colombia con una población de 31.338 habitantes, y en 1951, con una edad adolescente de municipio de 48 años y con 56.793 habitantes, era la ciudad número 17 de Colombia y con un despliegue extraordinario de actividad económica, muy por encima de muchas capitales del país y apoyada especialmente en la industria del café (cosecha, trilla y exportación de café verde) y aun teniendo en contra la nefasta violencia liberal-conservadora.  De allí en adelante, las nuevas circunstancias de desarrollo urbano de Colombia, disminuyeron  ostensiblemente el crecimiento de Sevilla y con la construcción de la carretera alterna de El Alambrado, sufrió la estocada final que la llevo al ostracismo y a su pérdida de reconocimiento nacional (así lo muestran los censos de población de 1973, 1985, 1995, 2005). Hoy en día Sevilla es una población más de los mil y pico municipios colombianos, con no más de 50.000 habitantes, expulsora de población y con un deterioro permanente de su posicionamiento como la otrora “Capital cafetera de Colombia”. En términos de urbanismo y de marketing territorial, Sevilla solo presenta reconocimiento nacional por el Festival Bandola. En este punto seria interesante que algún profesional en tránsito de graduación realizara una tesis de grado sobre los factores objetivos de la decadencia de Sevilla.

2. - Sevilla es café: sus tierras son y seguirán siendo de alta productividad y de granos de alta calidad, varias generaciones hemos nacido con su olor y su color y tiene a su favor dos intangibles de inapreciable valor, como son su posicionamiento productivo de largo plazo nacional e internacional traducido en  “Capital cafetera de Colombia” y la experticia de nuestros campesinos (la curva de experiencia que llaman los economistas). Se advierte que en un abanico de más de 1000 municipios colombianos, adquirir una posición en el mercado nacional es una tarea que requiere mucho trabajo y mucho tiempo y por fortuna Sevilla aun lo tiene, aunque con menor fuerza. Por dichas razones, deberían ser nuestros cafeteros los mayormente beneficiados hoy de la nueva cultura productiva de los cafés especiales y orgánicos. Además deberían existir más fábricas de café similares a “Café Ginebra” (¿a nuevos inversionistas no se les podría ofrecer, además de beneficios fiscales, una materia prima más barata y/o más calificada, a cambio que se localicen en Sevilla y generen empleos directos e indirectos?).

3. Si el consumo interno de café está creciendo y es explotado directamente por firmas internacionales como Starbuck, Oma, Mccafe, Nespresso; además de las tiendas Colombianas Juan Valdez; cómo aprovecharlas con los cafés especiales y premium que están demandando. Como aprovechar mejor para Sevilla los programas de consumo que hoy desarrolla el programa “Toma Café”?  Sera que nuestra marca regional Café Ginebras, no puede operar en una escala mayor como lo ha hecho ejemplarmente Café Quindío, del municipio de Armenia? Cuantos jóvenes del municipio se podrían profesionalizar como baristas, y aprovechar la llegada de las multinacionales mencionadas?.  Sevilla podría garantizar la existencia en su territorio de los llamados “cafés de origen”, tan solicitados hoy en el mercado mundial?
¿Cuantos de nosotros Sevillanos, podemos preparar un buen café, más aun si vivimos fuera (nacimos en medio de los cafetales y ni siquiera sabemos preparar e incluso tomar un buen tinto)?. Como no replantear el papel tradicional de Sevilla como gran productor de café y buscar otros proyectos que ocupen a tanto paisano desempleado y generar riqueza complementaria a la mera actividad agrícola de sembrar y cosechar?

4. Sus diversos estadios climáticos ofrecen una generosa amalgama de biodiversidad, lo cual potencialmente puede ser aprovechable  en un nuevo tipo de agroindustria (de bajos requerimientos de capital e intensiva en mano de obra). Por ejemplo, en Santander del Sur, existe un negocio comunitario promovido por la Revista Dinero y Ventures   en el rubro de plantas medicinales y aceites esenciales. La guadua y los hongos comestibles son otros rubros con mercados potenciales importantes. Los hongos por ejemplo, utilizan como sustrato, el insumo básico, la borra del café o la pulpa, que siempre se bota a las quebradas y contamina. Otro ejemplo, el bocadillo veleño tradicional, terminó subiendo de categoría y hoy representa el renglón económico más importante de la provincia de Vélez-Santander, con organizaciones comunitarias y con un mercado nacional e internacional  de alta facturación.

5.  Con el cuidado de sus ricas fuentes hidrográficas, Sevilla puede ser un importante abastecedor de agua y un importante generador de servicios eco turísticos. Posiblemente Sevilla es uno de los pocos municipios del Occidente Colombiano, que tiene bellos paisajes y potenciales miradores en las dos orillas que miran hacia el Valle Geográfico del Río Cauca y hacia el eje cafetero. Sabe el Alcalde y los Concejales y los productores agrícolas, que fuentes de agua tenemos y en qué estado se encuentran?

6. La industria cultural a través de la música, ha consolidado un certamen de nivel nacional e internacional, como el Festival Bandola, que puede significar el desarrollo de una serie de actividades afines, generadoras de ingresos y de trabajo, además de ser una estrategia de posicionamiento del municipio en el ámbito nacional e internacional. Posiblemente a nivel nacional, Sevilla debe ser el municipio que en términos per cápita ocupe el primer lugar como generador de cultura. Posiblemente también, es Sevilla uno de los pocos municipios en Colombia (de más de 1.100 municipios) que posee su propia música: posee dos himnos, el tradicional y “Mi Sevilla” y una cantidad de canciones elaboradas en las décadas del 50 y 60 (especialmente los boleros de Hugo Toro Echeverri), que guardadas proporciones deben inspirar nuevos géneros musicales y arreglos musicales modernos.

7. El municipio, además de buscar recursos para cumplir sus metas de infraestructura y aquellas afines a las transferencias del gobierno central (sistema general de participaciones), debería aprovechar el sistema general de regalías con los proyectos productivos, estimulando la participación de mucha comunidad bajo los parámetros conocidos del desarrollo económico local, que además está apoyado por el ministerio de comercio, industria y turismo. Si ello no se hace rápido seguiremos alimentando el circulo vicioso de la migración de los jóvenes más promisorios y el empobreciendo continuo del municipio.

8. La zaga de la atleta Bertha Sánchez: actualmente nuestro único referente deportivo, se debe aprovechar y trabajar creyendo con una alta probabilidad  que Sevilla sea una cantera de grandes atletas y deportistas. No olvidar que la transferencia de futbolistas es el segundo rubro de exportación de los argentinos.

9. Las remesas en moneda dura (dólares o pesetas) que reciben muchos sevillanos de sus familiares radicados en otros países y que bien se podrían constituir en fuentes de ahorro e inversión para la generación de proyectos productivos. Aunque la crisis financiera internacional de la coyuntura actual disminuye su impacto, de todas formas sigue siendo importante.

10. Buscar una sede del SENA, con la complejidad necesaria que fortalezca y aproveche las oportunidades existentes para el desarrollo de la agroindustria, evitar la migración de los jóvenes, entrenarlos y financiarlos con el fondo emprender del mismo SENA. Esta es mejor alternativa que buscar una subsede de la Universidad del Valle, que solo produce profesionales de economías urbanas, para transferirlos luego a los grandes centros, sin ninguna utilidad social para Sevilla, a no ser que establezca técnicas y tecnologías de agroindustria.

No sigo, para no cansarlos, pero lo más lamentable de todo es que no pasa nada, la Alcaldía, sigue siendo el mayor empleador del municipio porque la economía que se mueve no produce mayor riqueza adscrita como está al comercio y servicios de bajo perfil productivo.  Por supuesto, la población empobrecida continúa sin saberlo, sentada en la riqueza.

Que dicen todos los profesionales sevillanos, llenos de méritos y de experiencia, que solo visitan el terruño en fiestas, se emborrachan (en la delicia del Café Casablanca o en los círculos de amigos en la plaza de La Concordia), y se van sin pensar que podrían contribuir de muchas maneras  a buscarle alternativas de cambio y mejoramiento a nuestros paisanos?

Queda abierto el debate, queridos Sevillanos ¡¡¡¡

Por: Ernesto Pino (Economista Sevillano)
Junio 17 de 2014.
Imagen de redes sociales
Comparta esta nota :
Todos los derechos reservados
Alirio Acevedo Sánchez
 
Con el apoyo de : Alirio Acevedo Sánchez | Amparo López Otálvaro | Juan David Acevedo Jímenez
Copyright © 2015. Sevilla Valle del Cauca - | Webmaster Alirio Acevedo Sánchez | Todos los Derechos Reservados.
Creado por Creating Website Publicado por Mas Template
Con la tecnología Blogger