El crepúsculo de la política.

14 de agosto de 20150 COMENTARIOS AQUÍ

Un viejo refrán dice: ”No existe peor ciego, que el que no quiere ver”, yo diría algo similar, en estos tiempos de oleajes políticos, “No existe peor analfabeta que el analfabeta político”, aquel que no ve, no entiende, no oye o no participa.

Esa condición individualista del ser humano, el hecho de desatenderse políticamente, es lo que hace que otros, nos gobiernen a su manera.

Estamos viviendo un sistema que aunque investido de democracia es extremadamente agresivo, aquí los altos niveles de pobreza, desempleo y corrupción nos está llevando a pensar en la necesidad de un cambio o de una transformación.

Se hace necesario culturizarnos políticamente para establecer nuevas relaciones sociales y aglutinar toda esa apatía existente en el contexto de una nueva conciencia.

La humanidad ya no cree en los fundamentalismos de izquierdas comunistas, ni en socialismos liberales o neoliberalismos de derecha, y han empezado a entender que ese hipotético libre mercado, no existe. Que los tratados de libre comercio, no son más que una farsa y que los dirigentes de los partidos políticos que llegan a gobernarnos, les importa un pepino el bienestar de la sociedad.

El único interés de estos desalmados, son las cuentas bancarias personales. Las alarmantes noticias sobre corrupción política, se escuchan a diario, en el autobús, en el taxi, en el café, en la calle o en el centro comercial, hemos pasado de un estado de bienestar a un estado en crisis.

La pérdida constante y sensible de los valores, que nosotros considerábamos como “legitimidad,” ha llevado a la dirigencia política, a un grado sumo de desprestigio.

El sistema político latinoamericano va en declive, porque ya no creemos en la capacidad de gobernar de los líderes auspiciados por los mismos partidos políticos, que por décadas, han venido alternándose el poder. 

Los medios masivos de comunicación, se han dedicado a anestesiar al pueblo, mediante la promoción de espectáculos, eventos deportivos, mundiales de futbol, telenovelas y un sinnúmero de diversiones a través de la T.V.

Los beneficiarios del nuevo orden mundial, están acudiendo a comprar gobiernos mediante jugosas remuneraciones o ventajas en especie, que se han venido materializando en propiedades, como yates, carros de alta gama, artículos de arte, oro, piedras preciosas y depósitos en paraísos fiscales, entre otros, abriendo más la brecha social, en condiciones que están generando alarma.

La multiplicación de los escándalos por malversación y abuso de los bienes sociales, se han hecho muy manifiestos en la mayoría de los países del mundo occidental.

Economistas y politólogos,  han concluido que el nuevo orden mundial sería imposible para la oligarquía al mando, si careciera de los instrumentos que los hace poderosos y que son de tres tipos; el control de la información, el control de las sociedades y el control de los conflictos civiles.

El tercer milenio será un período de enormes desafíos para las futuras generaciones, el tremendo crecimiento de la población, las perturbaciones que han afectado el medio ambiente, como el cambio climático y la destrucción de la capa de ozono, están provocando desastres naturales violentos y de grandes proporciones, en todos los rincones del planeta.

El progresivo agotamiento de los recursos naturales,  incluyendo un elemento tan necesario para la vida, como, el agua, está enfrentando a la humanidad al desafío de su propia supervivencia.

Mientras tanto, la miseria y la exclusión se propagan en todos los continentes, la brecha social no deja de ampliarse con la creciente concentración de la riqueza en manos de unos pocos, pues los mega  empresarios transnacionales, han venido desplazando a la clase media, al nivel de los marginados.

A ninguna potencia capitalista, le ha interesado implementar políticas que apunten a un crecimiento menos depredador, a mermar el derroche de los recursos naturales o a promocionar a la persona humana como sujeto activo de la sociedad. Las transnacionales solamente apoyan las políticas neoliberales de los años 80 con su secuela de desreglamentaciones, privatizaciones, recortes sociales, así como el desmantelamiento de los estados- nación, dejando el mundo con las puertas abiertas, a la ambiciosa expansión depredadora de las grandes compañías.

Como ejemplo, tenemos a Colombia en donde se han adjudicado más de 100 mil títulos mineros y se han vendido hasta los páramos. El desayuno diario son los escándalos por corrupción  lo mismo que los frágiles enjuiciamientos judiciales, debido a la politización de la justicia, que han ocasionado en el ciudadano, una desafección creciente hacia los políticos, que van desde el simple desinterés, hasta un marcado abstencionismo en épocas electorales.

Esta semana fue capturada la alcaldesa de  Florencia Caquetá y 8 concejales, quienes pretendían endeudar la ciudad en 20.000 millones de pesos, con el fin de apropiarse de ese dinero. Estas investigaciones las está adelantando, la Fiscalía General de la Nación. 

Por| Abelardo Giraldo
Imagen| Redes Sociales.
Comparta esta nota :
Todos los derechos reservados
Alirio Acevedo Sánchez
 
Con el apoyo de : Alirio Acevedo Sánchez | Amparo López Otálvaro | Juan David Acevedo Jímenez
Copyright © 2015. Sevilla Valle del Cauca - | Webmaster Alirio Acevedo Sánchez | Todos los Derechos Reservados.
Creado por Creating Website Publicado por Mas Template
Con la tecnología Blogger