Reflexión Dominical| 27 de noviembre de 2016

25 de noviembre de 20160 COMENTARIOS AQUÍ

(Mateo 24, 37-44)
En este domingo iniciamos un nuevo año litúrgico en la Iglesia, con el primer domingo de Adviento. Es un bello período que nos prepara para la gran celebración de la Navidad; es un espacio de tiempo en el que, de modo pedagógico la Iglesia nos va mostrando, por medio de la Palabra de Dios, cómo Dios se ha acercado al hombre desde siempre y lo busca para encontrarlo y, encontrándolo, para amarlo. El Adviento nos hace recordar que Dios, compadecido por el pecado del hombre, lo salva y por eso viene hasta nosotros para rescatarlo.

Nosotros debemos sentirnos invitados por el Señor para la fiesta de la Navidad; no la Navidad comercial que nos ha arrebatado el silencio, nos ha impuesto la obligación del consumo, el licor, etc. La Navidad es algo distinto: es volver la mirada al Señor y al hermano; es pensar en la fe que hemos recibido y que debe ser luz para todos nuestros actos.

Vivamos este tiempo del Adviento es espíritu de recogimiento. No nos preocupemos tanto por los regalos, más, sí, preocupémonos por compartir con quienes tienen grandes necesidades espirituales y materiales.

P. Rodrigo Gallego Trujillo

Rector del Seminario Mayor de Buga
Comparta esta nota :
Todos los derechos reservados
Alirio Acevedo Sánchez
 
Con el apoyo de : Alirio Acevedo Sánchez | Amparo López Otálvaro | Juan David Acevedo Jímenez
Copyright © 2015. Sevilla Valle del Cauca - | Webmaster Alirio Acevedo Sánchez | Todos los Derechos Reservados.
Creado por Creating Website Publicado por Mas Template
Con la tecnología Blogger