Reflexión Dominical | 11 de diciembre de 2016

11 de diciembre de 20160 COMENTARIOS AQUÍ

(Mateo 11, 2-11)
Celebramos el tercer domingo de Adviento. Qué gran lección la que recibimos del Evangelio en este día. Jesús nos enseña que los hechos dan fuerza a las palabras y que el testimonio es más importante que los discursos. Cuánto necesitamos de testigos veraces del Evangelio; cuánto necesita el mundo de personas que sigan mostrando que Jesús es el Señor, no con palabrerías sino con la santidad de sus propias vidas.

Jesús hace signos que indican que el Reino de Dios ―Dios mismo― está presente entre nosotros. Él mismo nos enseña que cuando vemos con los ojos de la fe su presencia, descubrimos cosas muy grandes y admirables; descubrimos que Él siempre está trabajando por nosotros.

Además, en el Evangelio de este domingo hay un signo que nos recuerda algo propio del espíritu del tiempo de Adviento: la austeridad; eso fue lo que san Juan Bautista mostró con su estilo de vida. Volvemos a decir que en una sociedad de consumo como la actual, es urgente vivir una nueva cultura de la sencillez, del ahorro, del uso medido de los recursos, del saber invertir los recursos en lo que verdaderamente es importante.

Roguemos al Señor que nos ilumine siempre para poner nuestro corazón en las cosas del cielo y servirnos justamente de los bienes pasajeros del tiempo.

P. Rodrigo Gallego Trujillo

Rector del Seminario Mayor de Buga
Comparta esta nota :
Todos los derechos reservados
Alirio Acevedo Sánchez
 
Con el apoyo de : Alirio Acevedo Sánchez | Amparo López Otálvaro | Juan David Acevedo Jímenez
Copyright © 2015. Sevilla Valle del Cauca - | Webmaster Alirio Acevedo Sánchez | Todos los Derechos Reservados.
Creado por Creating Website Publicado por Mas Template
Con la tecnología Blogger