Reflexión Dominical | 18 de diciembre de 2016

15 de diciembre de 20160 COMENTARIOS AQUÍ

(Mateo 1,18-24)
Bella página del Evangelio en este cuarto domingo de Adviento. Se puede resumir diciendo que se trata de la anunciación a José. Él es un hombre justo y prudente; así nos lo presenta el mismo Evangelio. Es comprensible su actitud en un momento histórico muy complejo donde la mujer ocupa un lugar secundario y era absolutamente condenable que una de ellas apareciera en embarazo sin estar casada. Pero, la obra de Dios siempre es claridad y belleza; verdad y prudencia; orden y pulcritud, por eso, el Evangelio nos ilustra cómo el Señor, en su admirable pedagogía, supo orientar a san José para comprender lo que estaba ocurriendo y cómo responder a semejante acontecimiento.

La actitud de José es la propia y típica de una persona que sabe esperar siempre en el Señor con humilde paciencia y admirable esperanza. Es lo propio de alguien que tiene un espíritu grande y sencillo; es lo propio de las personas de fe. Él llevó a María a su propia casa; espero contra toda esperanza y supo agradar a Dios antes que a los hombres.

De san José tenemos tanto que aprender: prudencia, discreción, silencio y humildad; tantas cosas tan lejanas del mundo ruidoso que se ha impuesto; un mundo lleno bulla, reclamos de honores, exigencias de todo tipo. José es discreto.

P. Rodrigo Gallego Trujillo

Rector del Seminario Mayor de Buga
Comparta esta nota :
Todos los derechos reservados
Alirio Acevedo Sánchez
 
Con el apoyo de : Alirio Acevedo Sánchez | Amparo López Otálvaro | Juan David Acevedo Jímenez
Copyright © 2015. Sevilla Valle del Cauca - | Webmaster Alirio Acevedo Sánchez | Todos los Derechos Reservados.
Creado por Creating Website Publicado por Mas Template
Con la tecnología Blogger