Reflexión Dominical | 15 de Enero de 2017

14 de enero de 20170 COMENTARIOS AQUÍ

(Juan 1, 29-34)
El profeta Isaías dice que el Señor se siente orgulloso de sus hijos. Esta es una gran noticia para todos, pero, cabe muy bien la pregunta, somos dignos de este orgullo de Dios para nosotros… tal vez si, quizás no. Si somos hijos de Dios debemos vivir como tal. No es justo que Dios dé todo de sí para llevarnos hasta lo más alto y nosotros le devolvamos con mediocridad frutos pequeños o amargos.

Juan Bautista señaló la presencia de Cristo entre los hombres y proclamó con todo orgullo y fuerza que Él es el Hijo de Dios. Esta no es una expresión cualquiera… es la profesión de fe cristiana, es anunciar que Jesús de Nazareth es Dios como el Padre y como el Espíritu Santo. Es Dios con nosotros, es salvador de todos. Considero que el problema no es decir que Cristo es Dios y Señor, el problema es que muchos viven como si Cristo fuera un Dios entre muchos dioses que el mundo de hoy nos enrostró… dinero, placer, poder, mentira, vanidad, falsedad, droga, licor, prestigio, figura corporal… los falsos dioses que ahogan la sensatez del corazón de los hijos de Dios y truncan el camino de la fe.

Si tú proclamas que Cristo es Dios y Señor, debes vivir como tal, lejos de toda idolatría y de todo engaño de pecado. Un cristiano, un hijo de la Iglesia debe ser siempre el orgullo de Dios.

FELIZ 2017
P. Rodrigo Gallego Trujillo

Rector del Seminario Mayor de Buga
Comparta esta nota :
Todos los derechos reservados
Alirio Acevedo Sánchez
 
Con el apoyo de : Alirio Acevedo Sánchez | Amparo López Otálvaro | Juan David Acevedo Jímenez
Copyright © 2015. Sevilla Valle del Cauca - | Webmaster Alirio Acevedo Sánchez | Todos los Derechos Reservados.
Creado por Creating Website Publicado por Mas Template
Con la tecnología Blogger