Reflexión Dominical | 22 de Enero de 2017

18 de enero de 20170 COMENTARIOS AQUÍ

Juan 1, 29-34)

La segunda lectura de este domingo nos invita a cuidar de caer en las divisiones. Toda división causa una multitud de problemas. Es necesario recordar que cada cristiano está puesto en el mundo para ser luz de unidad entre los que le rodean. No caigamos en la tentación de dejarnos dividir por chismes, habladurías, envidias, ambiciones, etc. Si se llega a eso, estamos dando un antitestimonio muy grande que causa mayor división y lejanía de la fe en tantos hermanos.

El Evangelio nos llama a recordar que toda vida cristiana es una vocación. Qué bello es descubrir que nuestra fe es apostólica, que la fe que profesamos no nos la inventamos nosotros sino que, por el contrario, la hemos recibido gracias al testimonio de los DOCE APOSTÓLES. Por ello hablamos de la Iglesia UNA, SANTA CATÓLICA Y APOSTÓLICA, Iglesia nacida de la voluntad de Cristo para prolongar en el tiempo su mensaje, gracias a la predicación, la catequesis, los sacramentos, etc.

El Señor vino para dejarnos su presencia y ésta está en la Iglesia. Con esto aprendemos que no podemos vivir una plena y auténtica vida en Cristo si no es también aceptando la Iglesia. No podemos pensar a Cristo sin la Iglesia…

Vivamos la Eucaristía de cada domingo como el encuentro personal con el Señor, el mismo que se presentó a los Apóstoles, el mismo quien los llamó, el mismo que nos ama a todos.

P. Rodrigo Gallego Trujillo

Rector del Seminario Mayor de Buga
Comparta esta nota :
Todos los derechos reservados
Alirio Acevedo Sánchez
 
Con el apoyo de : Alirio Acevedo Sánchez | Amparo López Otálvaro | Juan David Acevedo Jímenez
Copyright © 2015. Sevilla Valle del Cauca - | Webmaster Alirio Acevedo Sánchez | Todos los Derechos Reservados.
Creado por Creating Website Publicado por Mas Template
Con la tecnología Blogger