Reflexión Dominical| 8 de Enero de 2017

5 de enero de 20170 COMENTARIOS AQUÍ

El Bautismo del Señor
(Mateo 3, 13-17)
Hoy concluye el tiempo de la Navidad y la liturgia nos presenta la fiesta del Bautismo del Señor. Es una gran oportunidad para recordar y renovar nuestro propio Bautismo, sobre todo, renovando nuestro compromiso de fe.

Vale la pena recordar la doctrina e la Iglesia. El Bautismo es uno sólo, por lo tanto, nunca se repite; e allí la gravedad de dejar la fe y "repetir" el Bautismo;  eso se llama apostasía y se define como renegar de la fe. La Iglesia reconoce que si una persona fue bautizada en una iglesia que no está en comunión con el Papa y se hace católica, su Bautismo si fue hecho con la fórmula trinitaria, es válido y su Bautismo no se repite. Pero, de fondo, hay un pregunta seria, por qué tan fácilmente dejamos la fe católica? Por qué tan fácilmente dejamos de profesar la fe apostólica? Lo que se recibe en la Bautismo, en la fe de la Iglesia de Cristo, fe católica, es un don de lo Alto que no se puede desperdiciar ni lanzar a la basura.  

En lugar de rechazar la Iglesia, preocupémonos por conocer la fe, la doctrina, la enseñanza de siglos de los Papas, los Santos Padres y Doctores y sirvamos a la unidad del Pueblo de Dios. Seremos verdaderos testigos de Cristo viviendo la grandeza que nos dio el Bautismo, la fe, la presencia del Espíritu Santo. 

Ser bautizado es ser como otro Cristo que es presencia de Dios para mucho, especialmente para los que está lejos de Dios.

Qué alegría es ser hijo de Dios.

P. Rodrigo Gallego Trujillo

Rector del Seminario Mayor de Buga
Comparta esta nota :
Todos los derechos reservados
Alirio Acevedo Sánchez
 
Con el apoyo de : Alirio Acevedo Sánchez | Amparo López Otálvaro | Juan David Acevedo Jímenez
Copyright © 2015. Sevilla Valle del Cauca - | Webmaster Alirio Acevedo Sánchez | Todos los Derechos Reservados.
Creado por Creating Website Publicado por Mas Template
Con la tecnología Blogger