Reflexión Dominical | 4 de junio de 2017

3 de junio de 20170 COMENTARIOS AQUÍ

Pentecostés
(Juan 20, 19-23)
Pentecostés es la gran fiesta del Espíritu Santo. Es la fiesta de la presencia de Dios en nuestras vidas gracias al Bautismo y la Confirmación, Dios es Espíritu Santo; son tres Personas distintas, pero, un solo Dios y Señor. Esto es necesario creerlo, vivirlo, profesarlo y experimentarlo en nuestras vidas.

Es la gran fiesta de la Iglesia, pues ésta existe para ser como una imagen visible y viviente del Espíritu Santo para todos los hombres y todas las épocas de la historia de la humanidad.

Gracias al Espíritu Santo hay sacramentos: Él es quien hace presente al Señor Jesús en cada uno de éstos.

Gracias al Espíritu Santo la Iglesia nos sigue enseñando a través del Papa y los Obispos.

Gracias al Espíritu Santo sigue habiendo vocaciones pues es Él quien inspira en el corazón de los llamados el deseo de consagrarle al Señor su vida totalmente. Gracias al Espíritu Santo existe nuestra fe.

Vale la pena recordar lo que sigue para reavivar nuestro Bautismo y nuestra Confirmación:

Recordemos los dones del Espíritu Santo: entendimiento, sabiduría, consejo, fortaleza, ciencia, piedad y temor de Dios.

Pensemos en los frutos del Espíritu Santo: amor, alegría, paz, paciencia, longanimidad, benignidad, bondad, mansedumbre, fidelidad, modestia, continencia y castidad.

¡Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo!

P. Rodrigo Gallego Trujillo
Rector del Seminario Mayor “Los Doce Apóstoles” de Buga
Comparta esta nota :
Todos los derechos reservados
Alirio Acevedo Sánchez
 
Con el apoyo de : Alirio Acevedo Sánchez | Amparo López Otálvaro | Juan David Acevedo Jímenez
Copyright © 2015. Sevilla Valle del Cauca - | Webmaster Alirio Acevedo Sánchez | Todos los Derechos Reservados.
Creado por Creating Website Publicado por Mas Template
Con la tecnología Blogger