Reflexión Dominical | 9 de julio de 2017

8 de julio de 20170 COMENTARIOS AQUÍ

domingo 14 del tiempo ordinario
(Mateo 11, 25-30)
Jesús nos invita a descansar y a encontrar en Él el sosiego para nuestras muchas preocupaciones. Pero, ¿descansar de qué? Sencillamente de buscarlo donde no se le puede encontrar, en los falsos placeres, en el desenfreno por los bienes materiales, en el odio, en el poder desmedido… A Dios se le encuentra en la sencillez de la vida, en la gran capacidad para servir a los demás, en el ejercicio del bien, en la generosidad para practicar las obras de misericordia. 

Cuánto cansancio puede llegar a tener el corazón humano cuando su búsqueda fundamental no es el Señor, sino todo aquello que aparece como complacencia de su propia vida, de sus anhelos terrenales. Es lícito que el hombre tenga aspiraciones, desee progresar, obtenga bienes materiales necesarios y justos… pero no es justo ni lícito que llegue a poner el corazón en esto y pretenda hallar allí la felicidad total de sus aspiraciones. Quien tal cosa hace, se vuelve necio.

Nos cansamos cuando buscamos emociones artificiales… nos cansamos cuando el dinero ocupa el centro de la vida… nos cansamos cuando la lujuria absorbe los sentimientos…nos cansamos cuando la vida se llena de odios, rencores, envidias y divisiones.

Tarde o temprano el hombre llega a sentir la necesidad de buscar serenidad para su alma, sosiego para su espíritu. Y, esto sólo es posible hallarlo en la gran bondad y misericordia del Señor.

No busquemos la vida donde no está.

P. Rodrigo Gallego Trujillo

Rector del Seminario Mayor de Buga
Comparta esta nota :
Todos los derechos reservados
Alirio Acevedo Sánchez
 
Con el apoyo de : Alirio Acevedo Sánchez | Amparo López Otálvaro | Juan David Acevedo Jímenez
Copyright © 2015. Sevilla Valle del Cauca - | Webmaster Alirio Acevedo Sánchez | Todos los Derechos Reservados.
Creado por Creating Website Publicado por Mas Template
Con la tecnología Blogger