Reflexión Dominical | 10 de septiembre de 2017

9 de septiembre de 20170 COMENTARIOS AQUÍ

Corrección fraterna
 (Mateo 18,         15-20)
No es fácil dejarse corregir; es posible que corregir lo hagamos con cierta facilidad porque, en muchos casos nos sentimos con derecho de juzgar a los demás; actitud completamente antievangélica, pues, según el Evangelio de este día, todos tenemos la responsabilidad de ayudar a que todos seamos mejores, crezcamos como personas, lleguemos a la perfección cristiana, la santidad.

Todos debemos saber que hay muchas cosas para corregir y actitudes que desterrar de nuestro comportamiento y de nuestra relación con los demás.

Cuando dejemos de sentirnos mejores y superiores que los demás, las cosas cambiarán en nuestra vida y en la relación con el prójimo y aprenderemos a descubrir más cualidades que defectos, virtudes que vicios, lo bueno que lo malo.

De otro lado, hay una certeza de fe muy grande en el Evangelio de este domingo: cuando se reza con fe, se alcanza lo que se pide; cuando nos ponemos de acuerdo en nuestra oración, el Señor nos escucha; la fuerza de la oración comunitaria, de la súplica confiada, de la alegría de saber que el Señor Dios, el Buen Dios nos escucha.

Conclusión: para que nuestra oración sea más profunda y consecuente, debemos tener vida fraterna y comunión entre nosotros. Donde hay división y litigios difícilmente Dios podría actuar en nuestras vidas.

¡Amémonos como Dios nos ama!

P. Rodrigo Gallego Trujillo

Rector del Seminario Mayor “Los Doce Apóstoles” de Buga
Comparta esta nota :
Todos los derechos reservados
Alirio Acevedo Sánchez
 
Con el apoyo de : Alirio Acevedo Sánchez | Amparo López Otálvaro | Juan David Acevedo Jímenez
Copyright © 2015. Sevilla Valle del Cauca - | Webmaster Alirio Acevedo Sánchez | Todos los Derechos Reservados.
Creado por Creating Website Publicado por Mas Template
Con la tecnología Blogger