Reflexión Dominical | 12 de noviembre de 2017

12 de noviembre de 20170 COMENTARIOS AQUÍ

La sabiduría es radiante e inmarcesible
 (Mateo 25,1-13)
Jesús nos sigue sorprendiendo con su sabiduría. Hoy nos llama a ser sabios según Dios; no simplemente inteligentes. La inteligencia contribuye en buena manera a la sabiduría, pero ésta es más que “saber”. El verdadero sabio es el que sabe vivir según la voluntad de Dios y el que descubre en cada mandamiento su Santa Ley, un camino de perfección y no una esclavitud que anula la libertad.

El Evangelio nos pone en un contexto de saber ser prudentes y saber hacer las cosas según el tiempo de Dios. El sabio es el que no se precipita a hacer las cosas a su antojo, sino que sabe esperar con prudencia. No es el que se “azoga” a hacer todo según su capricho y gusto.

Tener el aceite necesario es vital para comprender en la vida la acción del Señor. El aceite es signo de la presencia del Espíritu Santo que permite, en el corazón de la persona, hacer lo que es justo, noble y verdadero y desear lo que es justo, noble y verdadero.

No podemos vivir a la deriva o llevados, como el polvo, a cualquier lugar. Un buen discípulo de Cristo sabe vivir según Cristo mismo, es decir, según el querer de Dios.

No nos descuidemos pensando que las cosas se pueden hacer según “el después” de nosotros, sacándole disculpas al Señor. El después puede que no llegue.

¡Mi alma está sedienta de ti, Señor, Dios mío!

P. Rodrigo Gallego Trujillo
Rector del Seminario Mayor “Los Doce Apóstoles” de Buga
Comparta esta nota :
Todos los derechos reservados
Alirio Acevedo Sánchez
 
Con el apoyo de : Alirio Acevedo Sánchez | Amparo López Otálvaro | Juan David Acevedo Jímenez
Copyright © 2015. Sevilla Valle del Cauca - | Webmaster Alirio Acevedo Sánchez | Todos los Derechos Reservados.
Creado por Creating Website Publicado por Mas Template
Con la tecnología Blogger