Reflexión Dominical | 1 de julio de 2018

30 de junio de 20180 COMENTARIOS AQUÍ


 La Fe salva
(Marcos 5, 21-43)
El Señor nos plantea la bella realidad de nuestra fe y la salvación. ¿Cómo es posible vivir plenamente, sin fe? ¿Habrá dicha auténtica sin Dios en el corazón o, al menos, sin buscarlo?

Leyendo el Evangelio se encuentra una respuesta contundente: el hombre puede proporcionarse fugaces “dichas”, pero no la alegría permanente, ni la felicidad que conserva el corazón en serenidad y alegría.

Definitivamente la fe es la chispa de la vida. La fe es la fuerza que nos hace comprender cómo la esperanza nos lanza hacia la realidad de Dios y el amor nos permite vivir con gusto cada acción del día a día.

El Evangelio de este domingo nos recuerda que la fe nos lleva a alturas muy elevadas, nos puede hacer ver signos extraordinarios, vivir una relación plena con el Señor, servir a los demás con alegría, tener la certeza de que la eternidad existe y que siempre vale la pena ser discípulo del Señor.

Roguemos al Señor para nuestra fe sea sólida y le creamos de tal modo a Cristo Jesús que su vida nos transforme y nos haga ser discípulos suyos para que, ciertamente, el mundo crea y llegue a conocer la Verdad suprema. La fe lo puede todo.

No es posible pasar de largo por la vida sin preguntarse por el encuentro con el Señor; si de Él venimos, pues es urgente pensar que a Él regresamos; esa es la certeza que nos da la misma fe: no vamos como “vagos” hacia un destino desconocido…no… vamos como hijos de Dios hacia la eternidad.

¡Creo, Señor, pero aumenta mi fe!

P. Rodrigo Gallego Trujillo
Rector del Seminario Mayor “Los Doce Apóstoles” de Buga

Comparta esta nota :
Todos los derechos reservados
Alirio Acevedo Sánchez
 
Con el apoyo de : Alirio Acevedo Sánchez | Amparo López Otálvaro | Juan David Acevedo Jímenez
Copyright © 2015. Sevilla Valle del Cauca - | Webmaster Alirio Acevedo Sánchez | Todos los Derechos Reservados.
Creado por Creating Website Publicado por Mas Template
Con la tecnología Blogger