Un centenario en Sevilla. ¡No lo olvidemos!

28 de julio de 20180 COMENTARIOS AQUÍ


Acercarse a la vida y obra del P. Alfonso Zawadzky Colmenares es acercarse a una de las figuras más prominentes y encumbradas de la Iglesia vallecaucana; no es exagerado decir que se trata de un hombre brillante y audaz, capaz e intrépido, adusto y a la vez elegante, serio y profundo, conjugado esto con la serena certeza de hablar siempre la verdad por sobre todas las cosas.

Es justo rendir un homenaje sencillo a quien hace 100 años llegó como párroco a Sevilla y dio lo mejor de sí para el pueblo progresara. Llegó a nuestra ciudad el 3 de agosto de 1918. De su puño y letra escribió: "el día tres de agosto de mil novecientos diez y ocho, a las cinco de la tarde, hice mi entrada a la parroquia de Sevilla de la cual había sido nombrado párroco por el Ilustrísimo Dr. Dn. Heladio P. Perlaza, dignísimo Obispo de Cali" .

Luis Alfonso Zawadzky Colmenares nació en Cali el 20 de abril de 1886. Sus padres fueron Roberto y Luisa; ésta murió en 1933. Él entra en el noviciado de los Padres Franciscanos en Cali, en La Plaza de “La Constitución”. Se ordena sacerdote para la seráfica orden franciscana el 30 de noviembre de 1911 en Medellín, por la imposición de manos de Monseñor Manuel José Caicedo Martínez, Arzobispo de Medellín.

En 1917 pide hacer parte del Clero de la Diócesis de Cali y en 1918 es nombrado párroco de Sevilla. Es escritor; de temperamento activo, tenaz y humilde. Funda en Sevilla su periódico “Dios y Patria”. Además, logró conformar en 1921 una banda de música que hacía interpretaciones –retretas– al concluirse la Santa Misa Mayor cada domingo, que tenía lugar a las 10 de la mañana. Muchas de las piezas musicales ejecutadas por esta banda, eran de su propia autoría.

Fue un sacerdote distinguido por su capacidad como orador sagrado, la música y por su renombre como historiador. Periodista por vocación, trajo a Sevilla una imprenta con la que fundó la tipografía "La Sevillana". Contrató en Alemania todos los equipos de prensa moderna y en Estados Unidos dos intertipos para convertirse en diario en 1930. En 1921 sale de Sevilla por orden de Monseñor Eladio Posidio Perlaza Ramírez, Obispo de Cali, pero, ante sus súplicas y con el visto bueno de varios sacerdotes consultados, es enviado nuevamente a Sevilla; es julio de 1922. Muy pronto se ve envuelto en líos porque despierta sentimientos encontrados, de gran admiración y tremenda antipatía. El ambiente se enrarece. El Obispo de Cali, Monseñor Luis Adriano Díaz Melo, retira al sacerdote todas las facultades ministeriales y nombra como nuevo párroco al P. Marco Tulio Collazos Mayor. El P. Zawadzky no se aleja de Sevilla porque allí tiene su imprenta y él, como escritor por esencia, necesita estar escribiendo. En 1929 se le prohíbe hacer publicaciones; es excomulgado y la parroquia queda en entredicho.

El 11 de octubre de 1931 se despide de Sevilla pronunciando un elocuente y emotivo discurso, muchos recuerdan que una cabalgata de más de mil quinientos jinetes lo acompañó hasta La Astelia. Nunca más volvió a Sevilla.

Luego de haberse calmado los ánimos, el sacerdote es vuelto a la comunión con la Iglesia y el día de la fiesta de la Santísima Trinidad, 27 de mayo de 1945, celebra nuevamente la Santa Misa; para tal ocasión escribió: “Agradecimiento a todos mis amigos en este día memorable en que volví a la montaña por donde se llega a la claridad inefable de Dios que es amor”.

Permanece como Vicario de la Catedral Metropolitana de Cali, escribiendo con fervor estudios sobre Simón Bolívar. De renombre internacional, recibió condecoraciones por su obra "Intervención del Clero en la lucha por la Independencia", en 1910. Fallece en Cali el 26 de enero de 1964 después de haber sido, por muchos años, miembro de la Academia de Historia y Director de la Biblioteca Departamental. Fue sepultado en el cementerio central de Cali.

Era tal su deseo de progreso para Sevilla que a él debemos la elaboración de los planos de la actual Basílica Menor “San Luis Gonzaga”.

Elaboró y sintetizó: Pbro. Rodrigo Gallego Trujillo
Ad Maiorem Dei Gloriamparo CCañon
Fuentes: Periódico Dios y Patria; Archivo de la Curia Arquidiocesana de Cali, entre otros.

Comparta esta nota :
Todos los derechos reservados
Alirio Acevedo Sánchez
 
Con el apoyo de : Alirio Acevedo Sánchez | Amparo López Otálvaro | Juan David Acevedo Jímenez
Copyright © 2015. Sevilla Valle del Cauca - | Webmaster Alirio Acevedo Sánchez | Todos los Derechos Reservados.
Creado por Creating Website Publicado por Mas Template
Con la tecnología Blogger