El desencanto con el nuevo gobierno

23 de agosto de 20180 COMENTARIOS AQUÍ


Todo se veía venir: el desencanto rondaba la esquina, lo que no se calculó, fue que llegara tan rápido. El desencanto y la desilusión tomados de la mano, no cogieron el camino correcto, se fueron por la trocha y por supuesto, se llegó mucho más rápido de lo imaginado. El engaño fue fácil, el desengaño llego rápido. Ni siquiera hubo luna de miel, que es connatural a todo presidente que empieza su periodo, ni siquiera hubo espacio para que la duda lo favoreciera. El desencanto llego para quedarse y nos veremos en las calles.

Fue solo, nombrar al “neoliberal Alberto Carrasquilla” en el Ministerio de Hacienda, para que empezaran a tomar impopulares medidas que afectaran directamente los bolsillos de las clases medias. Supuestamente, todos tendríamos que rezar para que al "presidente" le fuera bien, porque así nos iría bien a todos los colombianos. ¿Acaso ellos le desearon lo mismo a Juan Manuel Santos?. Que le vaya bien no depende de nuestros deseos, eso depende de su tenacidad, de su autenticidad como presidente, de su autonomía como mandatario, algo que se ve escaso en el señor Duque.

No se podía esperar otra cosa, no se le podía pedir peras al olmo: se eligió un títere sin personalidad, que nunca pensó llegar tan alto, ni había hecho merito, ni tenía las ejecutorias para llegar a esas cumbres. Ahora todos empezamos a pagar las consecuencias, de haber elegido un inexperto, que llega a aprender y a montarse en un potro tan salvaje y complejo como es la presidencia de la República.

Todo se lo ordenan al títere, todo lo cambian, para que nada cambie y todo siga igual o peor. Hoy los Consejos Comunitarios los llaman "Talleres de Construcción de País”: "la misma perra con distinta guasca”, como decía mi abuela.

Todo se lo confeccionan con anterioridad y el obedece, porque no tiene iniciativa propia y si acaso la tuviera, se echa encima un ala radical de la secta político religiosa, llamada Centro Democrático. Ese comportamiento seria catalogado como una traición y lo condenarían al ostracismo. Nada es casual, todo hace parte del engaño a que sometieron a vastos sectores de la sociedad que actuaron como zombis. Hoy lucen desencantados, lucen calladitos, no musitan palabra y el arrepentimiento y la pena los carcome.

Ya es tarde, demasiado tarde, ya los auparon ingenuamente al poder y será muy difícil bajarlos de él. Dentro de cuatro años ya no los asustaran con el "Castrochavismo" si no, que les inocularan algo más sofisticado que los hará de nuevo caer en la trampa. Dentro de cuatro años, los alienados votaran de nuevo "por el que diga Uribe" si es que la biología para esa época, no habrá realizado su natural trabajo, en ese diminuto y endeble cuerpecito en el que anida tanta maldad y perversidad.

Germán Peña Córdoba
Arquitecto-Universidad del Valle
Matricula profesional 76700-00969 del Valle del Cauca

Comparta esta nota :
Todos los derechos reservados
Alirio Acevedo Sánchez
 
Con el apoyo de : Alirio Acevedo Sánchez | Amparo López Otálvaro | Juan David Acevedo Jímenez
Copyright © 2015. Sevilla Valle del Cauca - | Webmaster Alirio Acevedo Sánchez | Todos los Derechos Reservados.
Creado por Creating Website Publicado por Mas Template
Con la tecnología Blogger