500 Líderes Sociales asesinados en Colombia

6 de septiembre de 20180 COMENTARIOS AQUÍ


500 líderes Sociales han sido asesinados en Colombia en tres años. La anterior cifra corresponde a 161 líderes asesinados por año. Un verdadero escándalo que a muchos en este país no les dice nada y muchos ni se inmutan y hasta lo justifican: “es que eran guerrilleros vestidos de civil” dirán y además, no se puede dejar morir el tema de la guerrilla pues es un tema necesario para seguir manipulando. Quien diga, si lo anterior no tiene una sistematicidad, es porque habita en otro planeta o es cómplice de esta aberrante y penosa práctica.

Estamos ante un exterminio igual al aplicado a la Unión Patriótica, en los años ochenta. Todos los asesinatos corresponden a un mismo patrón de comportamiento y van dirigidos a un mismo sector de clase. Todos son cometidos por “las fuerzas oscuras” que siempre han existido al servicio de una sola causa: mantener el desequilibrio en la posesión de la tierra. La tierra es el eje de todos los conflictos en el país, y el narcotráfico su gasolina. El sofisma planteado por el anterior ministro de defensa Luis Carlos Villegas, era que la causa de los asesinatos se originaba por "líos de faldas". Que simpleza, que elementalidad, que torpeza. Lo anterior no es gratuito, lo anterior obedece a una estrategia estatal, para ocultar a los verdaderos autores de los crímenes. Es una política de estado, es el clásico comportamiento de las elites, que guardan connivencia con el delito, para al final proteger sus privilegios.

El asesinato de los líderes sociales, obedece a un mismo patrón sistemático establecido y su propósito, es el de borrar del mapa, a todo lo que les huela a izquierda, a todo lo que les huela a reclamantes de tierras, a todo lo que les huela a la Colombia Humana.

 Los asesinatos son un modelo sistemático de paramilitarismo, aplicado a sectores sociales, que de una u otra forma, tratan de liberarse de la opresión y el yugo que ejerce un sistema inequitativo, desigual y protervo.
En la práctica es para matizar lo que siempre ha existido: el cruel y demencial paramilitarismo, que hoy no se le llama así, si no que eufemísticamente le llaman “Bacrim”.

Ahora el empresario, ministro de defensa del actual gobierno del títere, Guillermo Botero Jaramillo, nos dice que los que asesinan los líderes sociales, son unos delincuentes. Parece que el  rollizo empresario, que hablo mal 8 años del proceso de paz, descubrió que el agua mojaba. Claro que son delincuentes, como son delincuentes todos aquellos empresarios, que de una u otra manera auparon y cohonestaron con el paramilitarismo y hoy después de haberlos retirado de su obligatoria  presentación a la Justicia Especial de Paz  JEP, posan en la actualidad de ilustres señores y hasta aspiran a ser contralores: José Félix Laufaire.

Hoy, estos que asesinan líderes sociales, piensan tal vez equivocadamente o no, que tienen gobierno. Piensan equivocadamente o no, que el nuevo gobierno los arropara con su manto, piensan que su identidad ideológica es igual a la del gobierno y con esto obtener patente de corzo para asesinar líderes sociales.
Los que asesinan a los líderes sociales actúan con el firme convencimiento equivocadamente o no, que con sus acciones, complacen al patrón que gobierna en cuerpo ajeno.

Entonces cada vez que cae un líder Social lo justificaran diciendo: ¡¡Buen muerto!!

Germán Peña Córdoba
Arquitecto-Universidad del Valle
Matricula profesional 76700-00969 del Valle del Cauca

Comparta esta nota :
Todos los derechos reservados
Alirio Acevedo Sánchez
 
Con el apoyo de : Alirio Acevedo Sánchez | Amparo López Otálvaro | Juan David Acevedo Jímenez
Copyright © 2015. Sevilla Valle del Cauca - | Webmaster Alirio Acevedo Sánchez | Todos los Derechos Reservados.
Creado por Creating Website Publicado por Mas Template
Con la tecnología Blogger