Persecución política

24 de noviembre de 20180 COMENTARIOS AQUÍ


Es un viejo anhelo de la ultraderecha Colombiana inhabilitar a Gustavo Petro y por sustracción de materia, sacarlo del juego político. Antes lo hacían eliminando a bala al contradictor, hoy el método es más sutil, más suave pero igualmente descarado y efectivo: lo eliminan vía medidas administrativas amañadas.

Claramente contra Gustavo Petro opera una persecución política despiadada, de parte de sectores comprometidos con la corrupción de Odebrescht y una obsesión enfermiza y patológica de sacarlo del juego político con base a decisiones administrativas, que ya la Comisión y la Corte interamericana de Derechos Humanos, había fijado una clara la jurisprudencia que dice: ninguna autoridad Administrativa, llámese Contraloría o procuraduría, podía imponer sanciones de destitución del cargo, a quien había sido elegido por votación popular.

Cual fue el pecado de Gustavo Petro? El gran pecado de Gustavo Petro es haber descubierto y denunciado la Parapolítica en Colombia, haber denunciado al Cartel de la Contratación en Bogotá. Su gran pecado como Alcalde fue haber rebajado las tarifas del Tras milenio, en las horas Valle y por otro lado afectar los intereses corruptos de los operadores privados de aseo, haciendo cumplir una sentencia del consejo de Estado, que obligaba a integrar a los Recicladores en estas actividades. ¡¡Ese fue el gran pecado de Petro!!.

Hoy un sujeto llamado Contralor, próximo a ser capturado por corrupto y untado hasta la medula de los huesos de Odebrescht y sus adláteres vinculados al partido de Vargas Lleras, el fiscal Néstor Humberto Martínez y Luis Carlos Sarmiento Angulo, logran imponer una impagable multa que no dejaría posesionar a Gustavo, en caso de que salga elegido de manera abrumadora como va a suceder muy pronto. Tienen miedo y ya sacaron su efectiva artillería muy característica de la carroñera ultraderecha, cuando sienten miedo.

Ya fueron por Lula en Brasil, fueron por Cristina en Argentina, por el cura Lugo en Paraguay, Zelaya en Honduras quieren la cabeza de Rafael Correa, en el Ecuador y ahora ya fueron por Gustavo Petro en Colombia. La judicialización de la política. A través de decisiones amañadas tumban a los gobiernos progresistas, de América Latina y el manso pueblo se aguanta que esto suceda, mientras el Señor Uribe sigue libre e impune, con cientos de investigaciones a cuestas y lo más increíble: todos le pagamos un esquema de seguridad compuesto por 300 lacayos, que nos cuestan a los Colombianos 8.000 millones de pesos anualmente. Qué ironía.

Nuestro escenario será la calle, ya el Consejo de estado dio el golpe de mano contra Petro, tumbando las medida cautelar que lo blindaba y así quedar en un limbo jurídico su curul en el congreso, ganada en franca Lid con más de ocho millones de votos.

La movilización de masas es la acción, la calle nuestro escenario, no dejaremos que sepulten con base a artimañas, la esperanza de un pueblo, no se recogerá dinero, para pagar espurias multas, inventadas por los corruptos preñados de odbrescht, será la calle el escenario ideal, para tumbar las infaustas multas y este auténtico hijo del pueblo pueda posesionarse como próximo presidente de los Colombianos

Germán Peña Córdoba
Arquitecto-Universidad del Valle
Matricula profesional 76700-00969 del Valle del Cauca

Comparta esta nota :
Todos los derechos reservados
Alirio Acevedo Sánchez
 
Con el apoyo de : Alirio Acevedo Sánchez | Amparo López Otálvaro | Juan David Acevedo Jímenez
Copyright © 2015. Sevilla Valle del Cauca - | Webmaster Alirio Acevedo Sánchez | Todos los Derechos Reservados.
Creado por Creating Website Publicado por Mas Template
Con la tecnología Blogger