Reflexión Dominical | 23 de diciembre de 2018

22 de diciembre de 20180 COMENTARIOS AQUÍ


“Adviento”
(Lucas 1, 39-45)
La Santísima Virgen María aparece como figura preclara en el camino del tiempo de Adviento, hacia la Navidad.

No podemos ser buenos cristianos si no somos buenos marianos. Y esto debe ser claro en la vida de todo fiel discípulo del Señor, pues, gracias la Virgen Madre, el Hijo Santo de Dios se hizo igual a nosotros, tomando carne humana, viviendo como uno de nuestra familia humana.

No es posible comprender la presencia del Hijo de Dios entre nosotros, si primero no tomamos conciencia de la misión fundamental de la Santísima Virgen María. Por ella vino al mundo la luz que es Cristo, por ella nos sentimos nosotros protegidos con amor maternal, por ella comprendemos mucho mejor que la Iglesia es Madre como lo es ella.

No descuidemos el amor a la Virgen. Sentirse mariano es empezar a comprender el Evangelio como ella lo vivió y nos lo enseñó, en humildad, silencio y fidelidad.

La Virgen Madre de Dios interceda por todos y nos permita vivir en familia unidos.

¡Hágase en mí, según tu Palabra!

P. Rodrigo Gallego Trujillo
Rector del Seminario Mayor “Los Doce Apóstoles” de Buga

Comparta esta nota :
Todos los derechos reservados
Alirio Acevedo Sánchez
 
Con el apoyo de : Alirio Acevedo Sánchez | Amparo López Otálvaro | Juan David Acevedo Jímenez
Copyright © 2015. Sevilla Valle del Cauca - | Webmaster Alirio Acevedo Sánchez | Todos los Derechos Reservados.
Creado por Creating Website Publicado por Mas Template
Con la tecnología Blogger