Reflexión Dominical | 27 de enero de 2019

26 de enero de 20190 COMENTARIOS AQUÍ


(Lucas 1, 1-4; 14-21)
Hemos iniciado el tiempo ordinario del año litúrgico y ahora tenemos el tercer domingo en el cual, de modo muy claro, se nos indica la necesidad de ser atentos escuchas de la Palabra de Dios.

No es posible decir que se tiene fe, si ésta no se alimenta verdaderamente con la escucha diaria y atenta de la Palabra del Señor. No se trata simplemente de leer o de memorizar textos y recitarlos… se trata de hacer vida lo que se escucha y dar testimonio creíble.

Muchos, hoy, nos decimos creyentes, muchos, además, pretenden tener la verdad absoluta del Evangelio y lo interpretan a su modo… esto nos divide… hemos de reconocer con humildad que para la adecuada lectura e interpretación de la Palabra Sagrada, es irremplazable la presencia del Espíritu Santo, sólo Él nos puede acercar al misterio de Dios para comprenderlo con exactitud y no hacer decir a la Sagrada Escritura lo que no dice, ni mucho menos, interpretarla de modo acomodado.

Vale la pena que nos preguntemos si somos asiduos en la lectura de la Palabra de Dios; si nos gusta escucharla cada domingo cuando se proclama en la Santa Misa. Es urgente darnos cuenta que ojalá cada día leyéramos el Evangelio de la Santa Misa; hay muchos recursos impresos y tecnológicos que nos acercan a la Palabra diaria… no desperdiciemos esta bella oportunidad.

Empecemos por tener una buena Biblia y leámosla cada día; Dios nos habla en ella, al corazón.

¡Tus Palabras, Señor, son espíritu y vida!

P. Rodrigo Gallego Trujillo
Párroco de la Catedral San Pedro de Buga

Comparta esta nota :
Todos los derechos reservados
Alirio Acevedo Sánchez
 
Con el apoyo de : Alirio Acevedo Sánchez | Amparo López Otálvaro | Juan David Acevedo Jímenez
Copyright © 2015. Sevilla Valle del Cauca - | Webmaster Alirio Acevedo Sánchez | Todos los Derechos Reservados.
Creado por Creating Website Publicado por Mas Template
Con la tecnología Blogger