Reflexión Dominical ― 30 de junio de 2019―

29 de junio de 20190 COMENTARIOS AQUÍ


(Lucas 9, 51-62)
Ser discípulo de Cristo requiere una seriedad profunda y cierta. Ser cristiano no es llevar un accesorio en la vida. Ser bautizado y miembro de la Iglesia no es como pertenecer a un club privado al cual asisto cuando deseo y para buscar o recibir aquello que prefiero. Seguir a Cristo no es abandonar la Iglesia y buscarlo al modo y medida que “me gusta”.

Ser discípulo de Cristo, ante todo, requiere una exigencia sobre la vida propia y una respuesta al Señor seria y permanente. Debemos, mirando el Evangelio de este domingo, darnos cuenta que ser discípulo de Cristo demanda de cada discípulo, darle el primer lugar al Señor, permitir que Él reine en el corazón amplia y plenamente, que su Espíritu Santo sea quien guíe la conciencia y los pasos del diario vivir.

La mera lectura del Evangelio de este domingo nos indica que Jesús pide la respuesta que damos a su llamada, sea radical y sin dudas que indican que hay un corazón pusilánime o falto de decisión y coraje.

La segunda lectura nos recuerda que somos llamados a la libertad para responder; y ciertamente, es más libre quien se preocupa más por amar, por servir, por no esperar nada a cambio… por dar, sencillamente la vida como lo mejor que se tiene.

Que la celebración de la Santa Misa de cada domingo nos ayude a pensar muy bien cuál es la calidad de la respuesta que le damos al Señor y qué tan generosos somos en servirle a Él presente en el prójimo.

¡Señor, Tú eres mi Dios y mi todo!

P. Rodrigo Gallego Trujillo
Párroco de la Catedral de Buga

Comparta esta nota :
Todos los derechos reservados
Alirio Acevedo Sánchez
 
Con el apoyo de : Alirio Acevedo Sánchez | Amparo López Otálvaro | Juan David Acevedo Jímenez
Copyright © 2015. Sevilla Valle del Cauca - | Webmaster Alirio Acevedo Sánchez | Todos los Derechos Reservados.
Creado por Creating Website Publicado por Mas Template
Con la tecnología Blogger