Con cara gano yo…con sello pierde usted

8 de julio de 20190 COMENTARIOS AQUÍ


El proceso de paz, no depende de la situación jurídica de una sola persona, el proceso va más allá de la situación personal de Santrich. La telenovela de Jesús Santrich que han tejido los enemigos del proceso de paz, incluidos los sesgados medios de comunicación, nos la quieren vender, como si con este affaire, fracasara todo lo logrado con él. Ese es su más íntimo deseo. Son las estrategias de manipulación y engaño de siempre, q nos llevan a perder en cualquier circunstancia que se presente: con cara gano yo y con sello pierde usted. Ese es nuestro ineluctable destino, a eso nos ha llevado.

No se puede desconocer que este escándalo perjudica, pero también estamos ante la situación de un presidente, que sale en los medios a señalar culpables, sin el más mínimo respeto por el principio básico de presunción de inocencia y el respeto por el debido proceso. Santrich podría no asistir a la indagatoria fechada velozmente para el 9 de julio. ¡¡ Que eficiencia!!,  mientras la citación a indagatoria a Álvaro Uribe, duerme el sueño de los justos. Tranquilamente Santrich podría invocar - y con razón - la falta de garantías en su caso, porque aquel, al que llaman " presidente", tomo partido, lo  declaró culpable y lo condeno en los medios. No solo lo declaró culpable sin haber sido vencido en juicio, quien llaman "presidente", se hizo acompañar en esta aventura, de los consabidos abyectos congresistas de su perversa causa y también lo acompañaron, los amanuenses formadores de opinión, que lo lapidaron públicamente. Así cualquiera se da cuenta que no existen garantías. Pero todo lo anterior parece calculado por los enemigos del proceso. Con cara gano yo… con sello pierde usted.

El Sub- presidente, con su procaz lenguaje, propicio esta situación de hecho, que conlleva a la desinformación y al caos institucional, y así critican a Venezuela. Definitivamente, no hay presidente...o si lo hay: el ejerce como sub presidente y el presidente en la sombra es el otro. Oh confusión…o caos.

Lo anterior, también puede responder, al engaño sistemático a que nos vemos constantemente sometidos los colombianos y como consecuencia de esto, conducir a Jesús Santrich a una situación tal, que no quedaba otra alternativa que desaparecerse y hoy desaparecido se encuentra. Si aparece a compadecer, que lo veo poco probable, dirán que es el “narcotraficante” que hay que extraditar y si no compadece, también ganan, dirán: “es un bandido fugitivo que evade la acción de la justicia”. En cualquier circunstancia pierde el proceso de paz. Sabemos que la secta política, ha llevado a los colombianos, a una situación tal, que con cara gano yo y con sello pierde usted. Haber ganado la anterior elección presidencial, se podría suponer que la extrema derecha colombiana, iba a gobernar decentemente, tratando  de hacernos olvidar esos oscuros episodios de los dos gobiernos del Uribato, todo lo contrario pasa hoy: están estableciendo en este gobierno, las mismas prácticas: revivir los falsos positivos, hostigar a contradictores y a las altas Cortes, censurar la opinión, hacer fracasar la anhelada paz, y la “lucha contra la corrupción” dejarla incólume. Todo, independientemente que el desempleo supera los dos dígitos y sigue subiendo a cifras alarmantes para la economía que se encuentra frenada.

La estrategia, de sobredimensionar el caso Santrich, es para hacer ver que el proceso naufraga. Eso es lo que tenemos que evitar, para no caer en su trampa, porque es parte de la protervidad y maldad de los enemigos del proceso de paz: siempre nos plantean engaños estilo plebiscito. Da tristeza ver como personas como Humberto de la Calle Lombana, que tejió y fue el arquitecto de este proceso, caer redondito ante el infantil engaño de la caverna.

Santrich no es el proceso de paz,  Santrich es una persona que se acogió a un proceso,  jurando cumplir lo acordado, y si se demuestra su incumplimiento, los acuerdos tienen previsto la debida sanción y se acabó el cuento. Su caso debe ser analizado por la Corte Suprema de Justicia y la JEP, y estos dos organismos judiciales, deberán pronunciarse, y punto. La recomendación es no caer ingenuamente en la red del engaño y la manipulación, como si todos perteneciéramos a la cultura Zombie que campea.

Germán Peña Córdoba
Arquitecto- Univalle

Comparta esta nota :
Todos los derechos reservados
Alirio Acevedo Sánchez
 
Con el apoyo de : Alirio Acevedo Sánchez | Amparo López Otálvaro | Juan David Acevedo Jímenez
Copyright © 2015. Sevilla Valle del Cauca - | Webmaster Alirio Acevedo Sánchez | Todos los Derechos Reservados.
Creado por Creating Website Publicado por Mas Template
Con la tecnología Blogger