Reflexión para el lunes 23 de marzo de 2020

23 de marzo de 20200 COMENTARIOS AQUÍ


…en estos días de “Desierto”
(Juan 4, 43-54)
Admira cómo la Palabra de Dios proclamada en la Liturgia de la Iglesia, durante estos días, nos subraya fuertemente el valor trascendental de la oración, como el poder de Dios en nuestras manos, en nuestros labios, en nuestro corazón. Qué bueno pensar que NO NOS PODEMOS CANSAR DE REZAR, ni ahora, ni nunca, pues, en la tribulación clamamos al Cielo, pero en el gozo, elevamos acción de gracias al buen Dios, de quien todo procede.

Si el funcionario real de quien habla el Evangelio de hoy, creyó en la Palabra de Jesús y se cumplió lo que su corazón anhelaba, ¡cómo no creerle al Señor en estos tiempos de dura prueba y esperar, firmemente que Él nos escuchará! Pero, recordemos que Dios debe ser el primero en todo, preferido sobre todas las cosas y amado con toda la fuerza de nuestra vida. No seamos mezquinos con el Señor rogándole en estos días y, quizás, olvidándolo después; agradezcámosle porque siempre está ahí, siempre camina con nosotros; es hora de volverlo a invitar a “nuestra casa” para que sea el DULCE HUÉSPED QUE ALEGRA ETERNAMENTE LA VIDA Y NUESTRA FAMILIA HUMANA. (Leer Apocalipsis 3,20).

Había un funcionario real que tenía un hijo enfermo en Cafarnaúm. Oyendo que Jesús había llegado de Judea a Galilea, fue a verlo, y le pedía que bajase a curar a su hijo que estaba muriéndose. Jesús le dijo: «Si no ven signos y prodigios, no creen». El funcionario insiste: «Señor, baja antes de que se muera mi niño». Jesús le contesta: «Anda, tu hijo vive». El hombre creyó en la palabra de Jesús y se puso en camino. Iba ya bajando, cuando sus criados vinieron a su encuentro diciéndole que su hijo vivía. Él les preguntó a qué hora había empezado la mejoría. Y le contestaron: «Ayer a la hora séptima lo dejó la fiebre». El padre cayó en la cuenta de que esa era la hora en que Jesús le había dicho: «Tu hijo vive». Y creyó él con toda su familia

¡Te ensalzaré, Señor, porque me has librado!

P. Rodrigo Gallego Trujillo
Párroco de la Catedral san Pedro de Buga

Comparta esta nota :
Todos los derechos reservados
Alirio Acevedo Sánchez
 
Con el apoyo de : Alirio Acevedo Sánchez | Amparo López Otálvaro | Juan David Acevedo Jímenez
Copyright © 2015. Sevilla Valle del Cauca - | Webmaster Alirio Acevedo Sánchez | Todos los Derechos Reservados.
Creado por Creating Website Publicado por Mas Template
Con la tecnología Blogger