También son Héroes

16 de noviembre de 20200 COMENTARIOS AQUÍ

Texto de Guillermo Salazar Jiménez

Cuando los contagiados por la Covid-19 nos sentíamos morir por los terribles dolores, fiebre, temblores y la falta de aire producto de la tos, apareció el personal médico con su sapiencia y servicio social para preservar la vida por encima de la muerte. Médicos y enfermeras que han sido reconocidos como héroes a pesar de las dificultades laborales y la falta de insumos hospitalarios.

Para reconocerlos como héroes los mensajes de solidaridad y apoyo se multiplicaron en redes sociales y en manifestaciones de protesta. Los héroes continuaban su incansable labor hasta que la mayoría, una vez sanados, salimos a respirar un nuevo aire convencidos que “el buen médico trató la enfermedad; pero el gran médico trató al paciente que tuvo la enfermedad”.

El Corona no es un virus cualquiera, doblegó al mundo y puso de rodillas a la economía del planeta, ataca al menor descuido y siempre está atento por sus víctimas. Para atender una emergencia familiar salí una vez en más de ocho meses de cuidados en casa y caí en las garras del virus.

Padecí eternos días atendido por aquellos héroes reconocidos, pero hubo otros que batallaron minuto a minuto por mi bienestar. No son héroes como el personal médico, pero para aquellos que sufrimos los desastres del virus son también nuestros héroes.

En mi caso, el personal administrativo de Coomeva, medicina prepagada, y de Humanizar se convirtieron en aquellos otros héroes que jugaron un rol definitivo en la derrota del Corona. Convertida mi casa por hospital, día y noche estuvieron presentes con su interés por una atención efectiva y que hoy dejo constancia de mi agradecimiento con la poeta Isis M: “Gracias,/ es todo un querer/en una sola palabra./ Una llave infinita/ que abre tantas puertas,/ cuando a nuestra vida llega/ es un verbo lleno y conjugado/ sin tiempos y sin fronteras”.

Por el papel que cumplió parece ser un ente anónimo pero es necesario reconocer la determinante tarea que desempeñó la familia en la derrota del virus. Dado que los familiares viven en otros lugares distantes delegaron en mi esposa la responsabilidad de atenderme y apoyar al personal médico. Convertida en otro héroe mi esposa gerenció, batalló y logró que el Corona abandonara su empeño por doblegarme. Mi vida se convirtió en su diario vivir sin reservas por trabajar las veinticuatro horas para que yo saliera adelante. Hay que ser valiente para enfrentar los padecimientos de la Covid-19, pero igual al que serlo para reconocer la valentía de estos otros héroes que sin claudicar nos apoyaron a preservar la salud y a luchar por la vida.

Sólo porque alguien no te amé como tú quieres, no significa que no te amé con todo su ser”, frase de García Márquez que resonaba en la cabeza durante los días críticos y que abrieron el espacio suficiente en mi memoria para valorar lo que representa compartir la vida. El espacio sin tiempo en que caí por culpa del virus solo me permitió evocar pocas palabras pero suficientes para agradecer y abrazar a Sonia.

Comparta esta nota :
Todos los derechos reservados
Alirio Acevedo Sánchez
 
Con el apoyo de : Alirio Acevedo Sánchez | Amparo López Otálvaro | Juan David Acevedo Jímenez
Copyright © 2015. Sevilla Valle del Cauca - | Webmaster Alirio Acevedo Sánchez | Todos los Derechos Reservados.
Creado por Creating Website Publicado por Mas Template
Con la tecnología Blogger