A mi manera

1 de marzo de 20210 COMENTARIOS AQUÍ

Texto de Ernesto Pino

Estudios serios afirman, que Frank Sinatra, Mozart, Bach, Freddie Mercury y Michael Jackson, tenían oído absoluto, lo que les permitía reconocer una única nota en cualquier instrumento musical, sin ninguna pista ni tono de referencia. La diferencia es que Sinatra había nacido con un tímpano roto.

   En El Padrino, la gran película y obra maestra del director Francis Ford Copolla, existe una escena, aparentemente sutil, que muestra al cantante Johnny Fontane, celebrando la boda de Conny, una hija de Vito Corleone. Cuando el artista mas popular de la época aparece, todas las chicas de la fiesta gritan emocionadas. Dice Copolla que este personaje corresponde a la ficción y no se compromete con una similitud con Sinatra, cuando se sabe que este, cantó en la boda de la hija del mafioso Willie Moretti.

   Circunstancias como esta, se convirtieron en una constante en la vida azarosa y controvertida del que fue considerado el mas grande cantante de la música popular de Estados Unidos.

   Situaciones que fueron determinantes de su trascurrir como ciudadano y como artista: su condición de hijo de inmigrantes, su actitud contestataria, su relación con el poder institucional de los Estados Unidos, sus nexos esculcados por el FBI con la mafia norteamericana; y por supuesto, la condición excepcional de su voz.

  Los abuelos de Sinatra venidos de Italia, en los años 80 del siglo 19, llegaron a Hoboken, una ciudad del estado de New Jersey en los Estados Unidos. Si, llegaron después de los inmigrantes alemanes e irlandeses y les tocó la zona mas pobre de la ciudad con características de penuria y hacinamiento que los convirtió en un gueto llamado Little Italy. Allí, además de la pobreza, sufrieron la humillación de la discriminación racial, que también cobijó a la familia directa de Frank Sinatra; quien siempre se quejó de esta dolorosa exclusión, cuando de niño las bandas juveniles lo llamaban “un wop” que significaba algo así como un indocumentado (without papers) y era sometido a la persecución y a las palizas. En 1891, en la ciudad de New Orleans, 11 italianos acusados de asesinar a un policía corrupto, y después de que 8 de ellos fueron absueltos, estando en custodia carcelaria, fueron linchados por una turba enloquecida que creyó los argumentos de la prensa que los inculpó de ser una banda de criminales italianos. Este hecho, que fue considerado el peor caso de linchamiento en la historia de los Estados Unidos, dejó una profunda huella antirracista en los sentimientos y actuaciones futuras de Sinatra. Veamos una muestra: alguna vez, en las riberas del rio Hudson, denunció a sus mayores una reunión clandestina del Ku klus klan (organización ilegal y armada de la extrema derecha, supremacista, racista, xenófoba y antisemita: a un negro judío, lo mataban dos veces), la cual fue disuelta por los lugareños, a bate limpio. Por esta línea, en 1927, hubo tremendo ruido mundial con la ejecución de dos anarquistas italianos acusados supuestamente de robo y asesinato; pero que, en el juicio, prácticamente de dilucidó que ellos mas bien habían sido falsamente acusados y muertos en la silla eléctrica, por ser además de anarquistas, inmigrantes pobres y haberse negado a prestar el servicio militar en los Estados Unidos: así lo registró la famosa película titulada Sacco y Vanzetti. También, en una gira artística, a su arreglista Sy Oliver, un músico afroamericano le negaron la entrada al hotel; Sinatra, reaccionó indignado y sacó en vilo al recepcionista de su lugar, obligándolo a recibir a Oliver. En otra ocasión (años cuarenta), Sinatra invitó a Sammy Davies Jr., quien ya era un artista reconocido, al famoso Copacabana Club de Nueva York donde él iba a cantar. No lo dejaron entrar por ser negro. Sinatra exigió que lo admitieran, a costa de su presentación. Al final lo aceptaron y Sinatra lo sentó a su lado. Con ese hecho se acabó el segregacionismo en ese club (Ver Frank Sinatra: el pasado rojo de la voz. Smith, Martin)

 Sinatra amaba el poder y por esa búsqueda incesante y casi indecente, llegó a traicionar sus propias convicciones.

 Siguiendo el ejemplo de su madre, Natalie Della Garabante (conocida como Dolly), de activista política; primero de niño, llevando pancartas de políticos demócratas, y de adulto después, apoyando la saga presidencial de Franklin Delano Roosvelt desde 1933 hasta 1945. Roosevelt se convirtió en el salvador de la crisis económica de 1929, la mas nefasta del siglo 20 y uno de los mayores protagonistas de la segunda guerra mundial. Ahí estaba siempre Sinatra contribuyéndole, especialmente en la campaña de 1944, cuando aprovechando su fama nacional, apoyó un partido y un candidato político. Después de esa acción política, Sinatra combinaba su rol de artista con un activismo de rechazo al fascismo y especialmente al racismo, lo que le trajo también problemas con el establecimiento y la industria fonográfica, que no respaldaban aquellas posiciones tan abiertamente democráticas y que las calificaban mas cerca al comunismo que era en ese momento histórico, el gran ultimátum del capitalismo norteamericano. Paradójicamente, y ya en su edad madura como cantante y como ciudadano y con su favoritismo musical en caída ante la presencia fulgurante del rock; Sinatra apoyó al Republicano Ronald Reagan, primero como candidato a la gobernación de California y luego como candidato a la presidencia de Estados Unidos, lo que causó un escandalo monumental entre seguidores y amigos: “Ahora apoyo personas, no partidos”: Como una justificación de fundamento para un político que había estado en el mundo del cine que el compartía (Ver Frank Sinatra: el pasado rojo de la voz. Smith, Martin).

 Sinatra siempre tuvo la sombra implacable de la mafia en su vida cotidiana.

 No es casual que la Oficina Federal de Investigaciones (FBI por sus siglas en inglés), lo haya tenido bajo vigilancia durante mas de 40 años, con un expediente de mas de 1.200 paginas, de las cuales una parte pequeña se refería a sus inquietudes políticas de izquierda y la mayor parte a sus relaciones con la mafia. Además de su conocida relación artística con Moretti, el mafioso de la fiesta, y sus actuaciones privadas para mafiosos como Darmato, Moe Dalitz, Joe Fischeti, entre otros. Se dijo también, que su padre había sido vigilante de los camiones de los mafiosos que transportaban alcohol en plena vigencia de la Ley Seca en Estados Unidos (1.920 a 1.933). También tuvo su efecto, la aparente admiración de artistas de cine famosos como Tony Curtis y James Cagney, quienes resaltaban el glamour y la emoción que tenia la vida azarosa de los mafiosos (similar al panorama que se vivió en Colombia en los años 80 con Pablo escobar). Igual, Sinatra se pudo liberar de un contrato torcido que le había impuesto el director de la Tommy Dorsey Band, por la intervención del mafioso Moretti. Se dice que Sinatra superó la animosidad de los primeros años de la década del cincuenta con la ayuda de la mafia: estando su carrera en caída, le disminuyeron significativamente sus contratos de televisión, cine y radio; cuando apareció milagrosamente la puesta en escena de la película De aquí a la eternidad, con éxito total y un Oscar al mejor actor secundario para Sinatra. Aunque su actuación fue elocuente, el rumor era el de la intervención de la mafia para que lo integraran como actor en dicha cinta. Incluso de llegó a decir que su amistad con el presidente Reagan, derivaba, de la amistad que este tenia siendo actor, con personajes de la mafia. En otras palabras, Sinatra en un acto de supervivencia artística y ciudadana y como un hecho poco justificable, se vio forzado a pedir favores a la mafia (Ver Frank Sinatra: el pasado rojo de la voz. Smith, Martin). Recordemos también que Sinatra apoyó al presidente John F Kennedy, con quien compartió una amistad lúdica a través de las grandes actrices de Hollywood como Marilyn Monroe, Shirley Maclaine y Judy Garland.

 Tanto la película mencionada como el exitoso registro de sus trabajos musicales, convirtieron a Sinatra en uno de los artistas norteamericanos mas importantes del siglo 20: La Voz, como se le conoció en el planeta, entró en el hall de la fama de la música popular del mundo.

 Seguramente, Sinatra heredó el gusto por la música de su madre Dolly, mujer hiperactiva, comadrona, activista política, quien en el trabajo comunitario lideraba y cantaba. La aparición de la radio como el mayor comunicador de masas que se oía de costa a costa con la presencia en los hogares de la NBC y la CBS, se convirtieron en compañeros permanentes de Sinatra y le permitieron oír y emular a grandes cantantes como Bing Crosby y Fred Astaire. Además, Frank creció en el ambiente fiestero y musical del bar de sus padres que se instaló en los inicios de la época de la Ley Seca, cuando el alcohol en todas sus derivaciones se convirtió en una industria clandestina plenamente ilegal que generó el contrabando y el crimen organizado en bandas mafiosas.  Desde su inicio como cantante de fiestas familiares y reuniones, Sinatra fue bendecido con un metal de voz incomparable, su cuidadosa precisión en el fraseo y su dominio del control de la respiración; en una época, donde la comunicación masiva era muy escasa y no existía la organización de clubes de fanáticos como ahora, el 30 de diciembre de 1942 sucedió algo inesperado: en el teatro Paramount, Sinatra cantó y empezó a construir su leyenda, cuando las Bobby Soxers (las adolescentes) hicieron estallar el recinto, tanto, que su actuación opacó  a la orquesta de Benny Goodman, el rey del swing, junto a Glenn Miller y Count Basie. Sinatra fue aclamado y convertido en ídolo de las jóvenes, antes de Elvis Presley y de los Beatles (Ver Frank Sinatra. Wikipedia). 

 Sinatra grabó más de mil canciones y de ellas mas de cien fueron grandes éxitos. Canciones como 'Fly me to the moon' o 'The Way You Look Tonight' o “Strangers in the Night”, “New York New York”, “When your lover has gone”, “Come Fly with Me”, “The girl from Ipanema” (con Antonio Carlos Jobim)”: Decían para ellos lo que los chicos querían escuchar, o decían para ellas lo que las chicas querían escuchar. Una de las canciones mas importantes de Sinatra fue “Nancy”, escrita por el comico Phil Silvers e inspirada en la hija del cantante, Nancy Sinatra: esta canción en plena segunda guerra mundial, hacia pensar a los soldados en sus mujeres e hijos que esperaban ansiosos en casa. O que tal, “I’m a fool to want you”, que se hizo famosa porque interpretaba el lamento y la desolación que había dejado en Sinatra la separación de su segunda esposa, la bella actriz Ava Gardner? Tampoco se puede dejar de mencionar dos canciones antirracistas como “Ol’ man river” y “Lost in the Star”, que reforzaron intensamente la lucha del líder negro Martin Luther King y su inolvidable discurso “Anoche tuve un sueño”.

 Pero de veras, apareció del sombrero una canción imprevisible, cuando se creía que Sinatra ya empezaba a sentir la decadencia artística ante la fuerte aparición del rock en Inglaterra y en los Estados Unidos: “My way” (A mi manera).

 En efecto, en los años sesenta se generó una monumental ola musical que arrasó en el gusto de los jóvenes norteamericanos y que fue considerada como la era fantástica del rock: Sinatra fue depuesto en el reinado musical y aparecieron nuevos reyes como Mick Jagger (el líder de la banda Rolling Stone), Jim Morrison (el cantautor líder de la banda The Doors y representante del movimiento hippie), Janis Joplin (la primera mujer estrella del rock and roll), etc. Sin embargo, en el año 1969 Sinatra lanzó un álbum que tenia la canción “My way”, sin mucho éxito al comienzo, pero que luego se convertiría en una de las canciones que identificarían a Sinatra en todo el mundo. My way, es una canción popular adaptada al inglés por el cantautor canadiense Paul Anka, basada en la canción francesa de 1967 «Comme d'habitude», con música escrita por Claude François y Jacques Revaux, y con letra en francés de Claude François y Gilles Thibaut. La versión en inglés solo mantiene la melodía de la canción, ya que la letra fue reescrita por Paul Anka y es totalmente diferente de la original en francés. Paul Anka, compró los derechos de la canción para el idioma ingles, le cambio la letra con la misma música y en un acto de gran generosidad, se la entregó a su amigo Sinatra para que la cantara. Paradójicamente, uno de los autores de la melodía, el cantante francés, Claude François, murió electrocutado en el baño de su casa en 1978 y los franceses lo recuerdan sobre todo por esta canción considerada como un legado de la música de ese país (Ver My way. Wikipedia).

 La letra de la canción, inspirada en la vida de Sinatra, cuenta circunstancias personales de un hombre que ha luchado sin tregua y que, en su madurez cercana al final, tiene poco de que arrepentirse porque ha construido la vida a su manera. A Sinatra nunca le gustó lo del “final”, porque a sus 53 años de vida, estaba convencido que todavía tenia mucha cuerda: “Voy a matar a Paul AnKa”, dijo en sentido figurado, porque se sentía con la mitad de su edad.

 Para muchos críticos, la canción trata de justificar el Sueño Americano, bajo la idea de que todo el mundo puede triunfar si trabaja duro, muy duro; y suscita en mucha gente que la escucha, un sentimiento de tristeza, arrepentimiento y frustración; especialmente en aquellos sectores mas populares de la sociedad norteamericana, que no puede hacer vida “a su manera”, pues para ellos, al contrario, la vida es una larga lucha donde hipotéticamente, los hijos no vivirán mejor que sus padres. He allí el porque del éxito extraordinario de la canción, que tiene casi 3.000 versiones interpretadas en múltiples idiomas y por supuesto es una de las canciones populares mas escuchadas en el mundo, hasta el punto que como canción francesa es la que mas recauda fondos por derechos de autor (Ver Frank Sinatra: el pasado rojo de la voz. Smith, Martin. La verdadera historia de la canción “A mi manera”. https://www.yucatan.com.mx).

PD: Activa el link de la canción arriba y canta con la letra, esta versión interpretada por Frank Sinatra. La letra en español es una traducción de YouTube. En español les recomiendo la versión a dúo de Raphael y Paul Anka, la versión de José José y la versión del grupo La Trova con la voz de Martha Bolaños.

 Autores: Claude François y Jacques Revaux,

Gilles Thibau y Paul Anka

Interprete: Frank Sinatra      

MY WAY

A MI MANERA

And now, the end is near,                                            Y ahora, el final está próximo,

and so, I face the final curtain.                                 y por eso afronto al telón final.

my friend, I'll say it clear,                                           amigos míos, lo diré claro,

I'll state my case,                                                            hablaré de mi caso,

of which I'm certain.                                                     del cual estoy seguro.

I've lived a life that's full,                                            he vivido una vida plena,

I've travelled each                                                           viaje por todos

and every highway                                                         y cada uno de los caminos.

and more, much more than this,                              y más, mucho más que esto,

I did it my way.                                                               lo hice a mi manera.

Regrets,                                                                              Arrepentimientos,

I've had a few                                                                   he tenido unos pocos

but then again,                                                                 pero no obstante,

too few to mention.                                                        muy pocos como para mencionarlos.

I did what I had to do                                                   hice lo que debía hacer

and saw it through without exemption.                 y lo hice sin cargos de conciencia.

I planned each charted course,                                 planée cada trazo de mi rumbo,

each careful step                                                             cada paso prudente

along the byway.                                                            a lo largo del camino.

and more, much more than this,                              y más, mucho más que esto,

I did it my way.                                                               lo hice a mi manera.

Yes, there were times,                                                   Sí, hubo veces,

I'm sure you knew,                                                         estoy seguro que lo sabías,

when I bit off                                                                    cuando mordí

more than I could chew.                                               más de lo que podía masticar.

But through it all,                                                           Pero en todo momento,

when there was doubt,                                                 cuando hubo duda,

I ate it up                                                                           me lo tragaba

and spit it out.                                                                 y lo escupia.

I faced it all and I stood tall,                                      lo afronté todo y mantuve la frente en alto,

and did it my way.                                                         y lo hice a mi manera.

I've loved, I've laughed and cried.                            he amado, he reído y llorado.

I've had my fill,                                                               me he hartado,

my share of losing.                                                        A veces me ha tocado perder.

and now, as tears subside,                                          y ahora, que he dejado de llorar,

I find it all so amusing                                                  lo encuentro todo muy divertido

to think I did all that.                                                    Al pensar que hice todo eso.

and may I say, not in a shy way,                              y permítanme decir, que no fue de modo timido,

'Oh, no, oh, no, not me,                                                 'Oh, no, oh, no, a mí no,

I did it my way'.                                                              Yo si lo hice a mi manera'.

For what is a man,                                                         Pues que es un hombre,

what has he got?                                                             ¿qué es lo que ha conseguido?

If not himself,                                                                   si no se tiene a sí mismo,

then he has naught.                                                       entonces no tiene nada.

to say the things he truly feels                                   para decir decir las cosas que siente realmente

and not the words                                                          y no las palabras

of one who kneels.                                                          de alguien que se arrodilla.

the record shows                                                             mi historia demuestra

I took the blows                                                               que aguanté los golpes

and did it my way.                                                         y lo hice a mi manera.

Comparta esta nota :
Todos los derechos reservados
Alirio Acevedo Sánchez
 
Con el apoyo de : Alirio Acevedo Sánchez | Amparo López Otálvaro | Juan David Acevedo Jímenez
Copyright © 2015. Sevilla Valle del Cauca - | Webmaster Alirio Acevedo Sánchez | Todos los Derechos Reservados.
Creado por Creating Website Publicado por Mas Template
Con la tecnología Blogger