La pobreza en ascenso

5 de abril de 20210 COMENTARIOS AQUÍ

Texto de Diego Jaramillo Salgado

Si algo ha quedado claro sobre los impactos del neoliberalismo ha sido el incremento de la pobreza a diestra y siniestra. Quiere decir esto que ni los países industrializados se escapan de esta verdad. Con menor fuerza que en los otros, es cierto. Su contraparte es la concentración de la riqueza en unas pocas manos. Los dueños de Amazon, Microsoft o Facebook para nombrar algunos a nivel mundial; Santodomingo, Ardila Lule o Sarmiento Angulo, en Colombia. Si esto era evidente antes de la pandemia, lo que estamos viviendo actualmente nos sitúa en niveles alarmantes, cuyos efectos se hacen cada vez más visibles. No otra cosa se deduce del incremento de los atracos, los robos domiciliarios, los asaltos en las carreteras, en lo que atrae más a los medios de comunicación. En igual proporción, aparecen la violencia intrafamiliar, los abandonos y venta de infantes, la renuncia al estudio de muchos niños, niñas y jóvenes, la prostitución, y la desnutrición. Si a esto le agregamos el narcotráfico, y los grupos delincuenciales que lo soportan, la minería ilegal, la corrupción y la persistencia del conflicto armado, estamos ante un escenario de indescifrables perspectivas.

Los indicadores oficiales de la pobreza extrema, y de la pobreza, en general, las aproximan a un 15% y un 35%, de la población, respectivamente. A sabiendas de que estas mediciones siempre quedan por debajo de lo realmente existente, podríamos estar identificando a cerca de veinticinco millones de colombianos y colombianas en esta situación. Sin que se vislumbre una política estatal que, por lo menos, mitigue la situación que se presenta. Las medidas tomadas por la presencia del coronavirus, son paliativos de poca incidencia en los sectores más afectados. En cambio, han sido pródigas con los grandes emporios económicos. Mientras que, incluso, pequeños y medianos empresarios, son dejados por fuera de estos apoyos, condenándolos a engrosar núcleos pauperizados. Hasta la reforma tributaria que se avecina dibuja un panorama mucho más turbio que amenaza con profundizar lo que aquí estamos identificando. Si hasta gremios económicos ven con preocupación la disminución de sus ventas por la afectación con más impuestos a las partes que intervienen en los productos que ponen en el mercado, que podrá decirse de los están por fuera de ellos. Mucho más de quienes la pobreza los alejará de acercarse a un sitio de venta que con estas condiciones se hará más distante de sus posibilidades reales. Es de esperarse que la protesta social sea la única esperanza de expresión de dignidad de un pueblo que se niegue a admitir esta como la única sociedad viable.


Comparta esta nota :
Todos los derechos reservados
Alirio Acevedo Sánchez
 
Con el apoyo de : Alirio Acevedo Sánchez | Amparo López Otálvaro | Juan David Acevedo Jímenez
Copyright © 2015. Sevilla Valle del Cauca - | Webmaster Alirio Acevedo Sánchez | Todos los Derechos Reservados.
Creado por Creating Website Publicado por Mas Template
Con la tecnología Blogger