Banderas de Esperanza

18 de mayo de 20210 COMENTARIOS AQUÍ

Texto de Guillermo Salazar Jiménez

   Atrapada por las imágenes de multitudes marchando al compás de música, danzas y gritos por un mejor país, en contraste con destrozos y hombres vestidos de blanco que disparaban contra los indígenas, al sur de Cali, se sentó a contemplar las aguas tranquilas y frías del lago Bergfeldss, Múnich. Así la imaginé, desolada por el recuerdo de aquellos videos caminó por entre los árboles, igual que lo hizo cuando conoció a Silvia, el hermoso pueblo indígena del Cauca, de donde provenían muchos de los presentes en la Minga Indígena atacada.

    Supongo que la convenció Sartre, “una imagen es un acto y no una cosa”, para unirse a la idea: Banderas de Esperanza, como símbolo, para que el pueblo colombiano participe. Creo que se trata de una iniciativa que muestra cuánto creen en Colombia desde otros países y cuánto están dispuestos a defenderla.

   Pienso que aquella joven, colombo–alemán, acompañando la propuesta, soñó un país diferente, por eso las Banderas de Esperanza son “Petición del pueblo colombiano a todos los sectores, grupos y gobierno por el cese de la violencia y la construcción de paz”. La bandera tricolor que contiene el poster es imagen de solidaridad y palabra de respeto por la vida. Se unió a la propuesta porque cree que la paz es universal y contra los hechos criminales en Cali. La experiencia vivida en Ciudad Jardín, barrio de gente acomodada, y de Siloé, barrio deprimido, demuestran que los violentos pueden estar en cualquier lugar con iguales propósitos oscuros.

    La joven siente las razones del paro. Grita desde Alemania, igual que los jóvenes en la calle: “Por favor dirigentes del país, construyan con sus leyes: País de paz y no de guerra. Comida y techo para la población. Trabajo decente, bien remunerado. Cultura y deporte sin restricciones. Vida digna y justa para todos. Salud y Educación calificada. Pensión apropiada”. http://-https://twitter.com/banderaspaz/status/1392582741879934979?s=08

Confieso que se dejó llevar de Víctor Heredia, “Que haya paz en la Tierra, / reza una vieja oración, / y yo me preguntó y pregunto/ pero no me dan razón”, para recalcar que “¡Expresemos nuestra petición desde adentro!”, no solo en conciencias, también con actos civilizados de tal manera que se vea el sentir patrio, por eso: “Coloquemos Banderas de Esperanza desde casas, edificios, universidades, colegios, almacenes y vehículos a partir del sábado 15 de mayo 2021. Así, todos los sábados hasta que se logren acuerdos y termine el paro”.

    Aspira con las Banderas de Esperanza derrotar a los violentos, porque la mayoría desea vivir mejor y disfrutar comunitariamente los amplios recursos del país. Propuesta sana y emotiva. Como la paz era su norte, creo que aquella joven sonrió al recordar a Octavio Paz: “Abro los ojos/ todavía/ estoy vivo/ en el centro/ de una herida fresca”.

  Las cosas no se dicen, se hacen, porque al hacerlas se dicen solas”, con Woody Allen apoyó la propuesta y espera que la acompañemos. ¡Desde el sábado 15 estará la Bandera de Esperanza en mi casa!

Comparta esta nota :
Todos los derechos reservados
Alirio Acevedo Sánchez
 
Con el apoyo de : Alirio Acevedo Sánchez | Amparo López Otálvaro | Juan David Acevedo Jímenez
Copyright © 2015. Sevilla Valle del Cauca - | Webmaster Alirio Acevedo Sánchez | Todos los Derechos Reservados.
Creado por Creating Website Publicado por Mas Template
Con la tecnología Blogger