Biblioteca

27 de junio de 20210 COMENTARIOS AQUÍ

Texto de Guillermo Salazar Jiménez

       Para celebrar el día del idioma, Rusbel Caminante se dedicó a limpiar y reorganizar los libros de su biblioteca. Les dijo a los libros que estaba aseando su casa y les confesó que la biblioteca, después de la cama, era el sitio donde pasaba la mayor parte del tiempo. Agregó que la casa eran varios espacios unidos alrededor de su biblioteca.

      Aprovechó tal rutina para conversar con los libros. Era hora de mantener aseado el sitio donde los libros son compañeros de la vida y no encontró respuesta válida a la intensión de invadir a Univalle, como acción vandálica contra las protestas querían quemar la mejor biblioteca del suroccidente colombiano.

      un libro y recordó la biblioteca de la Unesco, donde pasó entre 1975-76 como estudiante en París. Disponía de una fotocopiadora para llevarse las copias de libros y documentos necesarios, con la condición de dejarla limpia y que no pasara de las 200 copias diarias. Parodiando a Borges creyó que el Paraíso sería como esta biblioteca.

      De otro libro cayó una foto que lo llevó a Stuttgart, 1999. De paso para Munich había tenido la oportunidad de visitar la Mailander Platz, donde actualmente está su biblioteca pública. Consultó que la Biblioteca Pública de Stuttgart fue reconstruida e inaugurada el 24 de octubre de 2011, es un edificio en forma de cubo con 11 plantas, 2 de ellas subterráneas y ocupa un espacio de 20.000 m2.

      Rusbel Caminante pensó que, por su forma y fachada exterior, iluminada por luces de colores, se parece al cubo de Rubik. La segunda fachada interna opera como muro cortina convirtiéndola en una de las más hermosas y modernas bibliotecas del mundo. De los 9 pisos construidos sobre los 2 subterráneos, 4 comportan la colección bibliográfica, los demás se utilizan para otras actividades culturales.

      Pensó que los 633.000 habitantes de Stuttgart no solo disfrutan de los 1. 37 millones de libros de referencia, en 100 idiomas y obras de literatura en más de 25 lenguas de su biblioteca pública, también existen 17 más en el distrito para el disfrute apacible y creativo del tiempo. Tiene otros niveles para el arte, la música y los niños, con su biblioteca particular. Leyó que la llamada “escalera musical” invita a escuchar música y que en este piso se dispone de estudio de sonido para navegar y componer.

    Rusbel Caminante señaló que la de Stuttgart es la biblioteca pública central de la ciudad, 4 son hospitalarias, una del ayuntamiento y dos de conducción. De estas, la Biblioteca Británica es la más reconocida porque ofrece dos autobuses para recorrer la ciudad con sus 5.000 materiales bibliográficos, 10.000 películas animadas, taller de biblioteca infantil y estudio de sonido de la biblioteca musical.

      La falta de valiosas bibliotecas públicas son una afrenta para nuestra cultura, concluyó Rusbel Caminante, porque no son “un conjunto de libros leídos, sino una compañía, un refugio y un proyecto de vida”, Pérez-Reverte. Mejor, con Ray Bradbury: “¿Qué tenemos sin bibliotecas? No tenemos pasado y no tenemos futuro”.

Comparta esta nota :
Todos los derechos reservados
Alirio Acevedo Sánchez
 
Con el apoyo de : Alirio Acevedo Sánchez | Amparo López Otálvaro | Juan David Acevedo Jímenez
Copyright © 2015. Sevilla Valle del Cauca - | Webmaster Alirio Acevedo Sánchez | Todos los Derechos Reservados.
Creado por Creating Website Publicado por Mas Template
Con la tecnología Blogger