“Estallido de creatividad”

10 de julio de 20210 COMENTARIOS AQUÍ

Texto de Diego Jaramillo Salgado

En los análisis políticos es identificado como estallido social todo lo concerniente al paro nacional. Referido a la forma aparentemente abrupta en que se fueron dando los acontecimientos. Circunscrito a lo efectuado a partir del 28 de abril de este año da elementos para aceptarlo como tal. En tanto que, a pesar de haber sido convocado predominantemente por las centrales obreras, tuvo la respuesta de innumerables grupos sociales, urbanos y agrarios con acciones desbordantes de la aparente normalidad. En variadas expresiones; adscritas, muchas de ellas, a los intereses locales y regionales de quienes decidieron participar. No obstante, la noción de “estallido” se debilita cuando encontramos que sus causas se retrotraen al paro del 21N de 2019, las movilizaciones del año siguiente, y a múltiples acciones colectivas durante las últimas dos décadas. De todas maneras, al producirse el debilitamiento de la protesta social, se aproxima a esa denominación, por la diseminación de su ebullición y el sedimento en la memoria histórica de lo que le dio gloria y tendrá sus repercusiones posteriores. 

La mediocridad y la falta de visión del actual presidente de la república fueron puestas a prueba a lo largo de estos dos meses de resistencia colectiva. Negándose a negociar. Dilatando las opciones para hacerlo. Enfatizando acciones de violencia, la mayoría de ellas propiciadas desde las estructuras del estado. En síntesis, asumiendo como objetivo central la criminalización de la protesta, y la vulneración de los derechos humanos implicados en ella. La pobreza intelectual del mandatario no sólo ha sido puesta a prueba con el uso delirante del idioma, y la tergiversación de datos históricos, como lo ha hecho varias veces, sino también con la apropiación de términos exóticos para calificar aquello en que está puesto en juego su forma de gobernar. Conducta común en miembros de su partido; más visible en él por su investidura. Ahora se le ocurrió que la salida a la impetuosa e imparable protesta de grupos sociales es la de un “estallido de creatividad”. Seguramente cree, como en momentos de tomadura de pelo de niños y jóvenes, que ya su enunciado por sí lo es. Es tan pobre su visión de país y su ejercicio de gobierno que a una situación tan crítica como la que estamos viviendo, pretenda resolverla con frases de cajón como ésta. Pues si algo ha habido de creatividad ha sido la producida en los espacios de protesta social. La poesía hecha grafiti, muro dialogante. La pintura plena de múltiples colores y símbolos. La canción recreando las esperanzas. Las orquestas sinfónicas y filarmónicas mezclándose con el sentimiento popular. Esas, sí, fecunda creatividad y no la insulsa que pretende acreditar el mandatario.

Comparta esta nota :
Todos los derechos reservados
Alirio Acevedo Sánchez
 
Con el apoyo de : Alirio Acevedo Sánchez | Amparo López Otálvaro | Juan David Acevedo Jímenez
Copyright © 2015. Sevilla Valle del Cauca - | Webmaster Alirio Acevedo Sánchez | Todos los Derechos Reservados.
Creado por Creating Website Publicado por Mas Template
Con la tecnología Blogger