No solo fueron pérdidas

13 de julio de 20210 COMENTARIOS AQUÍ

Texto de Guillermo Salazar Jiménez

Aquella mañana cuando se enteró que los bloqueos de Cali habían sido levantados por acuerdos entre Alcalde y resistencia de la primera línea, Rusbel Caminante decidió reflexionar sobre los resultados positivos de tamañas explosiones sociales. Expresó que a la guerra contra la pandemia le sobrevino la guerra contra la discriminación y el olvido Estatal.

     Pensó que la mayoría de los noticieros de la televisión y los periódicos señalaban los desastres –muertos de la pandemia por descuido de la gente y destrozos en las protestas por culpa de los vándalos --, sin advertir aquellos resultados positivos merecedores de igual difusión. Por su experiencia particular resaltó aquellos hechos educativos que marcarán el futuro aprendizaje de sus dos nietos de quinto y décimo grado.

     Apoyé a mis nietos con sus tareas escolares, dijo Rusbel Caminante, pero ahora dignificó la integración familiar por la reclusión, consecuencia de la pandemia y las protestas. “El trabajo con mis nietos se programó según horarios que nos unió alrededor de las tareas. Encontré posible la educación motivada por el afecto en contraposición a la disciplina escolar autoritaria”.

    Rusbel Caminante se respondió que sí a la pregunta ¿es posible una educación complementaria a la escuela? La escuela abrió sus puertas a otros espacios físicos. El comedor y la sala de la casa, el antejardín y el patio, los dormitorios hasta la cocina los utilizan mis nietos con sus compañeros para cumplir con las guías y talleres. “Aprenden y enseñan en interacción. Siento que al compartir lo cotidiano de la vida los une el realismo pedagógico, lejos del dogmatismo escolar. Descubrí que las discusiones enriquecieron sus posibilidades interpretativas y el significado del aprender”.

      Aprendí a manejar varias aplicaciones del computador para ayudarles con su trabajo, confesó Rusbel Caminante, mis nietos lo utilizaban para diversión. Compró otro computador para sus nietos y se enteró que varios profesores también los compraron para aprender a seguir sus clases a distancia. “La cultura del uso de las tecnologías nos llevó a padres y maestros a crear nuevas condiciones y problemas, a nuevos derechos y sueños”.

      Rusbel Caminante concluyó que sus nietos programaron el trabajo independientemente, con autonomía y respeto por el tiempo del otro y aplaudió la solidaridad entre ellos. “La voluntad y esfuerzo por intereses comunes de aprender y la disciplina dispuesta para el sacrificio y los consensos intelectuales los hizo autocríticos y responsables. No solo los convocó al aprendizaje, también cualificó varias formas de pensar y de actuar”.

 

       Pensó que los nietos maduraron su capacidad lectora no solo por la necesidad de resolver guías sino por la obligación de interactuar para comprender textos remitidos por los profesores. Afirmó que él y sus nietos, como sujetos en formación y por el confinamiento, cumplieron retos que seguramente abrirán nuevos horizontes de novedosos compromisos. Rusbel Caminante estuvo de acuerdo con Mia Cuto, citado por Irene Vallejo sobre la importancia de los libros: “Parecen dibujos, /pero dentro de las letras están las voces. /Cada página es una caja infinita de voces”.

Comparta esta nota :
Todos los derechos reservados
Alirio Acevedo Sánchez
 
Con el apoyo de : Alirio Acevedo Sánchez | Amparo López Otálvaro | Juan David Acevedo Jímenez
Copyright © 2015. Sevilla Valle del Cauca - | Webmaster Alirio Acevedo Sánchez | Todos los Derechos Reservados.
Creado por Creating Website Publicado por Mas Template
Con la tecnología Blogger