Sordera presidencial

7 de julio de 20210 COMENTARIOS AQUÍ

Texto de Guillermo Salazar Jiménez

    No es solamente el arte lo incompatible con la dicha, sino también la ciencia. La ciencia es peligrosa; hemos de tenerla cuidadosamente encadenada y amordazada”, leyó de Aldous Huxley y Rusbel Caminante dedujo que con el nombramiento del señor Tito Crissien como ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, el presidente Duque cerró la puerta al avance científico ético y humano.

        El presidente Duque no escuchó a los jóvenes marchantes, ahora su sordera se extendió a las exigencias de la comunidad científica nacional contra el nombramiento inconsulto del ministro.

        Aquellos jóvenes los consideran bandidos, enemigos de la democracia y del pueblo, pensó Rusbel Caminante, ahora el presidente no escucha a los científicos, prefiere un ministro cuestionado, sin garantías éticas para liderar académicamente la ciencia. Lo destaca Huxley en Un mundo feliz: “No queremos cambiar. Cada cambio es una amenaza a la estabilidad. Cada descubrimiento de ciencia pura es potencialmente subversivo; hasta la ciencia ha de ser tratada como un posible enemigo. Sí, hasta la ciencia”, página 161.

      Sordera crónica. El valor de las razones dadas por la Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales no fueron tenidas en cuenta. Tampoco los juicios de la Sociedad Colombiana de Filosofía ni de la Asamblea de Postgrados de la facultad de Ciencias de la Universidad Nacional. Sordera perversa. El rechazo a tal nombramiento por parte del Consejo Nacional de Bioética fue archivado; lo mismo que la carta firmada por 12 directores de Colciencias, incluido el actual director. La Asociación Colombiana para el Avance de la Ciencia, ACAC, se pronunció, para no citar los reclamos de las universidades. Todos ellos afirmaron que el señor Crissien no representa el ideal de un ministro que cumpla “con estrictos criterios de competencia y ética”.

     Sordera incomprensible. Rusbel Caminante le dijo a su colega, miembro de la ACAC, que dejar el futuro de la ciencia y la tecnología en manos de un ministro desleal con los científicos a quienes les copió y apropió documentos para presumir de su prestigio académico, no tiene justificación política, menos ética. Sordera institucionalizada de un presidente que no respeta a la juventud, tampoco a los científicos colombianos. Advierte el dicho que “nunca está el sordo más aislado, que cuando está acompañado.”

     La ética tiene que ver con la formación de ciudadanos dentro de la sociedad y para la sociedad, pensó Rusbel Caminante y recordó al maestro Estanislao Zuleta: “La ética genera la construcción de modos de ser, de esta manera se entiende que el saber disciplinar de la ética es la reflexión sobre las acciones de los seres humanos en su vida pública y privada”.

    Sordera amoral porque va en contravía de buscar las virtudes de un ministro de la ciencia para rebajarlas al pillaje. La lección que deja el presidente Duque se orienta por su política de desdén para escuchar el clamor unánime de los científicos responsables. Con razón Rusbel Caminante releyó el grafiti escrito con pintura roja que le recordó al presidente: “Los oídos no sirven de nada en un cerebro sordo”. 


Comparta esta nota :
Todos los derechos reservados
Alirio Acevedo Sánchez
 
Con el apoyo de : Alirio Acevedo Sánchez | Amparo López Otálvaro | Juan David Acevedo Jímenez
Copyright © 2015. Sevilla Valle del Cauca - | Webmaster Alirio Acevedo Sánchez | Todos los Derechos Reservados.
Creado por Creating Website Publicado por Mas Template
Con la tecnología Blogger