Tramposos

23 de agosto de 20210 COMENTARIOS AQUÍ

Texto de Guillermo Salazar Jiménez

Supo que era barranquillera, abogada, sin experiencia laboral en tecnologías de la información y las comunicaciones –TIC-, con labores desempeñadas en otros campos directivos. Rusbel Caminante supuso que por falta de tal experiencia equivocó el orden del refrán “hecha la Ley, hecha la trampa”.

    Karen Abudinen, ministra de las TIC, adjudicó en diciembre de 2020 un contrato por 1.07 billones de pesos a la Unión Temporal Centro Poblados para construir unos 10.000 centros digitales y dotar de internet gratuito a cerca de 7.000 colegios rurales de Colombia. Rusbel Caminante pensó que la trampa la montó cuando entregó $70.000 millones como anticipo a aquella empresa sin justificación válida, integrada por otro tipo fachada para estafar.

     Rusbel Caminante supuso que la trampa podría conducir a la pérdida de los $70.000 millones del anticipo ya que un juez de Zipaquirá, Cundinamarca, determinó suspender tal contrato porque Centro Poblados presentó garantías falsas, imputación confirmada por directivos del Banco Itaú.

   Hecha la trampa, hecha la Ley”, dijo Rusbel Caminante, surge cuando el pasado 19 de julio la ministra Abudinen declaró nulo el contrato 1043 de 2020 con aquella empresa después de entregarles el millonario anticipo. Otro ejemplo de corrupción gubernamental que se complementó, después de la trampa, con la emisión de la Ley 2108 del 29 de julio, o “Ley de internet como servicio público esencial y universal” que, según el Artículo Primero, permitirá “la conectividad de todos los habitantes del territorio nacional, en especial de la población que, en razón a su condición social o étnica se encuentre en situación de vulnerabilidad o en zonas rurales y apartadas”.

  Con la duda sobre la realidad de la Ley 2108 y la devolución del anticipo, Rusbel Caminante consideró que posiblemente los departamentos del sur y la costa pacífica, donde la cobertura de internet es muy pobre, el refrán podría ampliarse a la expresión: “Hecha la trampa, hecha la Ley, hecha la trampa”.

     Rusbel Caminante consideró que de nuevo la corrupción golpea a los pueblos olvidados que necesitan de los centros digitales y a los estudiantes que requieren del internet para apoyar sus procesos de aprendizaje. Otra vez los poderosos engañan al pueblo colombiano, se reparten los recursos oficiales, ganan los pocos acostumbrados y perdemos la mayoría de siempre. Sin embargo, creyó que los jóvenes de la resistencia demostraron que la situación puede revertirse si aquella mayoría discriminada apoya sus demandas.

    Ojalá el refrán “Hecha la trampa, hecha la Ley, hecha la trampa” no se haga realidad, deseó Rusbel Caminante, para que la vigencia de la corrupción vivida desde hace años sea rota por los efectos de los pactos firmados entre gobernantes y jóvenes de las primeras líneas. Consideró que la situación de la corrupción oficial es insostenible a pesar que, en este caso, el presidente Duque le dio total respaldo a la ministra Karen Abudinen, sin atender los reclamos de la gente indignada por la adjudicación de aquel contrato leonino. Maestro Benedetti, es cierto “qué trampa/ qué artimaña/ qué lástima/ saber/ que es una trampa”.

 


Comparta esta nota :
Todos los derechos reservados
Alirio Acevedo Sánchez
 
Con el apoyo de : Alirio Acevedo Sánchez | Amparo López Otálvaro | Juan David Acevedo Jímenez
Copyright © 2015. Sevilla Valle del Cauca - | Webmaster Alirio Acevedo Sánchez | Todos los Derechos Reservados.
Creado por Creating Website Publicado por Mas Template
Con la tecnología Blogger