Hacer trizas la ciencia

2 de septiembre de 20210 COMENTARIOS AQUÍ

Texto de Guillermo Salazar Jiménez

Después de las marchas se reunían a evaluar sus resultados. Conversaban sobre el impacto de la movilización social de los jóvenes de las barriadas, el ritmo creciente del desempleo, la pertinencia de los bloqueos, lo atroz de los destrozos, y, por supuesto, sobre la calidad educativa y la investigación científica.

    Según Rusbel Caminante el gobierno afirmó que “harían trizas el acuerdo de paz”, ahora le tocaba el turno a la ciencia por medio de acciones y medidas incomprensibles. “La Ley 2142 del 10 de agosto de 2021 no es otra cosa que hacer trizas la ciencia, ya que autoriza a Institutos y centros de Investigación para ofrecer programas de maestrías y doctorados. ¡Eliminar la historia científica de las universidades!”

    No solo los programas de maestrías y doctorados desarrollan la ciencia, dijo Rusbel Caminante, también engrandecen los procesos pedagógicos para ampliar el horizonte del conocimiento científico. Este capital académico lo desarrollaron durante varias décadas las 32 universidades públicas del país. Ahora, por Ley, lo pretenden borrar al definir en el artículo segundo a los institutos y centros de investigación “como organizaciones públicas, privadas o mixtas independientes, que tienen como misión institucional desarrollar diversas actividades de investigación, con líneas de investigación declaradas y un propósito científico específico”. A continuación, afirmó que tal artículo es ambiguo y dudoso porque cabe cualquier organización y al plantear “diversas”, podrían ofrecer cualquier tipo de investigación. ¡Hacer trizas la ciencia, pregonan!

   Rusbel Caminante consideró que este tipo de leyes, con su articulado dudoso permite abarcar lo imposible. La universidad merece respeto por su historia para desarrollar la ciencia; sin embargo, el senador Carlos Andrés Trujillo González, exalcalde de Itaguí, promotor de tal ley es contador público y especialista en evaluación social de proyectos; es decir, sin experiencia en investigación científica que se desarrolla en las maestrías y doctorados. Peor aún, desde el año 2015 cursan 21 investigaciones en su contra por presuntos delitos de interés indebido en la celebración de contratos, prevaricato por acción, peculado y falsedad ideológica en documento público, —Ver corrupciónaldia.com—. 

    El señor Trujillo González impulsó una ley que refleja, en sus artículos, ambigüedades y dudas, tal como resultó su experiencia científica, expuso Rusbel Caminante, lo dijo De la Bruyére: “Es difícil decidir si la incertidumbre hace al hombre más desgraciado que despreciable”. Despreciable ley que avanzó en el Congreso de la República a pesar de las críticas de científicos y rectores de las universidades colombianas.

     Conoció Rusbel Caminante que expertos en investigación científica criticaron el hecho que institutos, centros u otros “adscritos y/o vinculados a ministerios, departamentos administrativos, unidades, agencias o entidades descentralizadas de orden nacional” ofrezcan posgrados, sin experiencia en investigación, es un total despropósito. Como lo es el hecho que Colombia sería el único país del mundo donde tales organismos reemplacen el papel social, científico y pedagógico de las universidades. Al desconocerlo para hacer trizas la ciencia recordó a Schopenhauer: “No hay ningún viento favorable para el que no sabe a qué punto se dirige” 

Comparta esta nota :
Todos los derechos reservados
Alirio Acevedo Sánchez
 
Con el apoyo de : Alirio Acevedo Sánchez | Amparo López Otálvaro | Juan David Acevedo Jímenez
Copyright © 2015. Sevilla Valle del Cauca - | Webmaster Alirio Acevedo Sánchez | Todos los Derechos Reservados.
Creado por Creating Website Publicado por Mas Template
Con la tecnología Blogger